Famosos

Tania Llasera, nueva musa de los cuerpos reales, explota contra “la dictadura de las tallas”

La presentadora ha reivindicado de nuevo a las grandes marcas que fabriquen tallas para todo tipo de cuerpos.

La presentadora Tania Llasera
La presentadora Tania LlaseraSergio R MorenoGTRES

Tania Llasera ha sido siempre una de las voces más beligerantes contra la «dictadura de las tallas», o los problemas, sobre todo de las mujeres, al no encontrar vestimenta atractiva o, simplemente, «normal» que supere los tallajes previstos por los fabricantes. Dicho de otro modo, el hecho de que el cuerpo deba adaptarse a la ropa y no la ropa al cuerpo. La reciente autora de «La vida a mordiscos. Recetas para rebeldes que no siguen recetas» emprendió esta lucha constante desde que nacieron sus dos hijos y su cuerpo cambió.

Ella misma vio como se le vapuleaba en sus posados playeros embarazada, pero los ataques de ciertas publicaciones se volvieron furibundos cuando después de sus partos no recuperó su figura anterior. Tania se plantó ante esa presión social cuando nació su primogénito Pepe Bowie el 12 de enero de 2016. Entonces comentó en sus redes sociales: «Estoy indignada. El otro día una señora me dijo que tenía que perder esos kilitos de más. Vamos, que me llamó gorda. Me molestó mucho. No entiendo a la gente que así sin más critica físicamente a otra. ¿Qué es esto? Me quedé flipada. ¿Por qué no está aceptado que alguien está gorda? No lo entiendo. No se pueden hacer juicios sobre el físico de alguien de una forma tan gratuita. Es increíble. Estoy convencida de que todos esos que no filtran sus comentarios tienen una vida un tanto vacía. Si estoy gorda o no, solo me importa a mí y a mi marido, que es quien se acuesta conmigo», espetó entonces.

Desde esta fecha hasta hoy su discurso ha ido madurando, lo que le ha convertido en una verdadera musa de los llamados cuerpos no normativos. Es decir, el peso que se considera saludable para una persona, el parámetro en el que debe encontrarse si quiere gozar de una buena salud. Y su lucha sigue en sus redes sociales, donde ya acumula 731.000 seguidores, que siguen a pie juntillas su lema: «Visibilizando lo normal, lo real y lo que hay. Sumando siempre».

Su nueva protesta la ha llevado ahora a enfrentarse a Zara, la gran multinacional española de la moda. Tania se ha dirigido vía redes sociales directamente a su máximos dirigente, Amancio Ortega, mostrando unos vaqueros. «¿Cómo es posible señor Amancio que yo tenga una talla XL? Hace años no me cabía nada y llevo cinco años sin pisar Zara. Ahora me cabe, pero soy la talla más grande que hay...», espetó en sus redes. Llasera llama la atención sobre el hecho de que sean muchas las mujeres que no puedan encontrar ropa de su gusto en una de las cadenas más grandes del mundo, lo que acaba causando en ciertos casos problemas psicológicos por la «presión» para mantener una delgadez que en este caso «con un cuerpo perfectamente normativo tienen que comprar una XL. ¡Una XL! No me parece normal». La presentadora amplió después su razonamiento diciendo: «Sé que es un secreto a voces. Se habla incluso en el extranjero de lo pequeñas que son las tallas en las tiendas españolas como Zara. Así que, me pregunto: ¿por qué no se habla más? Y por qué no se estandarizan las tallas universalmente, por favor».

Tania Llasera en una imagen de archivo FOTO: Victor J Blanco GTRES

Desde que dio a luz, Llasera no tiene miedo a las respuestas, ya que está habituada a todo tipo de comentarios sobre su físico, lo que quiere es ayudar a otras mujeres y cree que «poner de nuestro lado al fabricante» es fundamental. Pero no todo es un camino de rosas en la vida de esta comunicadora vasco-inglesa. Tania usa sus redes para donde además de lo bueno, no duda en compartir también sus problemas del día a día. Quien no aparece nunca en esta ecuación es su marido, Gonzalo Villar, de quien Tania acaba de afirmar que ha pensado en divorciarse más de una vez durante el confinamiento. Así lo ha contado ella misma a través de una entrevista publicada en exclusiva en el portal ‘Diez Minutos’, donde la periodista, que acaba de publicar su libro, ‘La vida a mordiscos. Recetas para rebeldes que no siguen recetas’, ha relatado el daño que hizo a su relación de pareja el confinamiento por Covid-19.