Gente

Los hijos de la princesa Alexia de Grecia causan sensación en la boda de su tío Philippos

La hija mayor del rey Constantino y la reina Ana María de Grecia viven en el municipio de Yaiza, en Lanzarote

Carlos Morales y Alexia de Grecia, junto a sus cuatro hijos
Carlos Morales y Alexia de Grecia, junto a sus cuatro hijos FOTO: Royal Greece Instagram Royal Greece

Arrietta, Ana María, Carlos y Amelia, los hijos canarios de Alexia de Grecia y Carlos Morales han causado sensación este fin de semana en la boda ortodoxa de Philippos y Nina Flohr. La familia Morales lleva una vida tranquila y discreta en el municipio lanzaroteño de Yaiza.

La boda ha reunido a varios miembros de la realeza, entre los que estaban la Reina Sofía y la infanta Elena, la Familia Real griega, los hermanos Hannover y las princesas Beatriz y Eugenia de York, entre otros. Un gran día para los reyes Constantino y Ana María de Grecia que han sido testigos de la boda de su hijo pequeño. Entre los invitados, donde ha destacado la elegancia, han llamado la atención los cuatro sobrinos del novio: Arrietta, Ana María, Carlos y Amelia, hijos de la princesa Alexia.

Los cuatro hijos que la princesa Alexia tiene con el arquitecto canario Carlos Morales ya son jóvenes adolescentes. Arrietta, la primogénita, de 19 años, impactaba del brazo de su hermano Carlos, de 16. Los dos llegaban junto a sus padres. Es ahijada de la Infanta Cristina y vive en el hogar familiar en Lanzarote. Es deportista, le encanta la navegación y de la natación. Forma parte del equipo Pingüinos de Arrecife, como sus dos hermanas pequeñas.

Carlos, es el único hijo varón del matrimonio. De 16 años, es un joven discreto.

Ana María, de 18 años, y Amelia, de 14, las otras dos mujeres del clan Morales llegaban a la boda acompañadas de Nicolás de Grecia y su esposa, Tatiana Blatnik, y Theodora de Grecia. Vestidas igual, con sendos vestidos blancos con flores amarillas y un adorno morado en el pelo, han ejercido de damas de honor de la novia. Atentas en todo momento a la cola y el velo del impresionante vestido de Chanel de Nina. Las dos son también muy aficionadas a la natación.