El Rey Juan Carlos reaparecerá en Galicia

Tras la operación de corazón a la que se sometió a finales de agosto, para asistir a las regatas que llevan su nombre.

Imagen del Rey Juan Carlos a bordo del Bribón. La vela es la gran pasión del padre de Felipe VI. Foto: LA RAZÓN
Imagen del Rey Juan Carlos a bordo del Bribón. La vela es la gran pasión del padre de Felipe VI. Foto: LA RAZÓN

Tras la operación de corazón a la que se sometió a finales de agosto, para asistir a las regatas que llevan su nombre.

Este fin de semana, salvo que ocurra un imprevisto de última hora, Don Juan Carlos reaparecerá en público por primera vez después de la operación a corazón abierto en la que le implantaron tres bypass aortocoronarios a finales de agosto en la clínica Quirón de Pozuelo (Madrid). Está previsto que asista a la V Regata Rey Juan Carlos I en Sanxenxo, y así lo confirmó ayer el presidente del Real Club Náutico de la localidad, el regatista Pedro Campos, en su acto de presentación a la Prensa. Campos también ejerce de anfitrión del Rey en sus desplazamientos a tierras gallegas. «Su presencia es el mejor síntoma de su recuperación, que es lo que todos deseamos», señaló el armador. Don Juan Carlos se suele quedar en su casa, que dista a poca distancia del puerto donde atracan las embarcaciones que toman parte de esta competición. Cuando el Rey abdicó en favor de su hijo Felipe encontró en la vela la actividad perfecta para pasar la mayor parte de su tiempo como jubilado, combinándola con la caza, con los viajes para visitar a sus amigos, las pruebas deportivas y sus rutas gastronómicas. La vela es un deporte que siempre ha practicado el Rey, pero con una agenda institucional en activo era difícil dedicarle las horas que exige y que tan solo puede permitirse ahora.

Hace cinco años, al poco de su abdicación, un grupo de fieles, con Pedro Campos a la cabeza, crearon esta regata que lleva su nombre y no con un genérico Regata del Rey. Sus amigos más allegados querían matizar que se trataba de Juan Carlos I. Y en qué mejor lugar para competir que la ría de Pontevedra, donde se ha creado una especie de «pequeña corte» afín al Monarca.

La Infanta Elena estará allí

Así, Don Juan Carlos reaparecerá en Pontevedra esta semana, y estará allí hasta el domingo. Desde el Real Club Náutico de Sanxenxo saldrá la flota de monotipos, clásicos, cruceros, vela ligera y vela adaptada que competirán en esta quinta edición. Aún no está confirmado si Don Juan Carlos se animará a competir o solo entregará los trofeos. Es algo que se conocerá el mismo viernes aunque es muy probable que dé alguna sorpresa.Y también que presencie en directo la competición junto a su hija Elena. La Infanta suele acompañar a su padre en las regatas de vela clásica. La Reina Sofía tan solo se ha animado una vez a viajar hasta Sanxenxo, en este mes de julio, para asistir a la regata del almirante Rodríguez Toubes, por lo que no sería descartable que volviese a acompañar a su marido en esta reaparición pública tras la operación que mantuvo en vilo a toda la familia y en la que se les vio muy unidos.

La regata agrupará a más de 200 barcos y a «lo más granado» de las diferentes clases, destacó Pedro Campos, con la novedad este año de que la prueba será puntuable para el Trofeo Juan Sebastián Elcano con motivo del quinto centenario de la primer circunnavegación del mundo. Por su parte, el secretario general para el Deporte de la Xunta, José Ramón Lete, comparó la reaparición de Don Juan Carlos con la de la jugadora de bádminton Carolina Marín, pues ambos representan «valores del deporte como el sacrificio, la constancia o la resiliencia, en el caso del Monarca a la hora de superar obstáculos durante su reinado». Por la vuelta a la competición de Rey Emérito y por el quinto centenario de la primera vuelta al mundo por mar, Lete recalcó que esta edición será «la más especial» de la regata. Finalmente, se ha comprometido a que el próximo año pueda acoger el campeonato mundial de Endurance.