Gente

Antonio Carmona: “Mi nariz me ha dado muchas satisfacciones”

El artista asegura que nunca se ha sentido acomplejado y que no se cortaría «ni loco» el pelo por un Grammy

El cantante Antonio Carmona durante el acto “Somos Ketama: Porque queremos“ en Madrid.
El cantante Antonio Carmona durante el acto “Somos Ketama: Porque queremos“ en Madrid. FOTO: GSR GTRES

Encierra tantas anécdotas que parece haber vivido 5 vidas. Y como esa gente que cuenta que se ha reencarnado y ha sido Cleopatra, Napoleón o Lady Godiva, él, más que reencarnarse, estuvo con ellos. Con Cleo, no, vale, pero con una Faraona que no sabía bailar ni cantar pero era puro arte, sí. Y con sus hijos. Pero, vamos, que con su familia ya bastaba porque eran tornados de tronío y duende. Sus padres, por ejemplo, Juan Habichuela y Matilde Amaya. Él no se quedó corto. Ha tocado con Lenny Kravizt o con Madonna. Porque sí, hubo vida antes de Rosalía. Y mestizaje. Ahora, cuenta que va a recolectar el sonido gitano around the world. Y no necesita coche, que es embajador del nuevo Citroën C5X, un modelazo ad hoc a su charme racial. Con ustedes, Antonio Carmona.

Salvo, tres canas –que le hacen más interesante si cabe–, cuénteme su secreto de su eterna juventud. Y por favor, obvie «beber mucha agua» o «dormir 8 horas».

El escenario es el secreto de la eterna juventud... Y, sobre todo, cargar pilas en Cádiz

Es usted embajador de Citroen… Qué le tira más: la velocidad, el aerodinamismo, el sonido del motor…?

Me tira el sonido del motor y la comodidad.

Con las manos en un volante, ¿usted se siente como Steve Mcqueen o es más de ir en plan Paseando a Miss Daisy?

Intento ir detrás descansado porque viajo mucho por trabajo, pero si no es así me encanta coger el volante.

Sus canciones siempre son optimistas y disfrutonas… La vida son dos días y no merece la pena darle más vueltas o es que se vive mejor en la inconsciencia?

No todas mis letras son alegres. «Para que tú no llores» es una denuncia a las personas que pierden la vida en el mar, cruzando fronteras.

¿Sigue estando tan agustito?

Cada día más agustito… Las cañas me hacen ser cada vez más sabio.

¿Lo suyo fue una confesión del rollo: mamá quero ser artista o la sorpresa hubiera sido: mamá quiero opositar a notarías?

En mi familia nacen artistas y desde muy pequeño estamos en los escenarios, forma parte de nuestra existencia, la sorpresa hubiera sido, ¡quiero ser notario!

¿Teme que algún día se cuestionen sus letras como pasó con el famosos «mariconez» del «Quédate en Madrid» de Mecano?

Los flamencos siempre hemos hecho letras muy metafóricas. Me da igual que se cuestione, me sale lo que me sale. Y si a la gente le viene bien, que se las hagan propias

Antonio Carmona
Antonio Carmona

¿Soñó con ganar Eurovisión? Se le ha pasado por la cabeza?

Mi experiencia con Eurovisión no fue muy buena, hicimos una canción que no pasó nada con ella… Pero, nunca se sabe... jajajja

Cuando usted empezó en esto de la música y habló de mestizaje… no sé si le tachaban de loco, pero hoy quién no lo hace. ¿Se siente un visionario?

Reconozco nuestra influencia en muchas canciones de hoy. Eso es agradable, algo habremos hecho bien.

Se puede ser tan encantador y educado como lo es usted y ser, al mismo tiempo, una estrella de la música?

Gracias por el piropo, pero también tengo mi momento venenoso.

¿Cómo le ha tratado la fama?

La fama nunca me ha gustado. Me gusta el reconocimiento. Lo mío es la música que llevo dentro y necesito sacarla fuera.

Cuando usted escucha un perreo, ¿no se acuerda de la canción de Golpes Bajos que decía: «Malos tiempos para la lírica»?

Me encantaban Golpes Bajos. Nuestro primer disco lo produjo Teo Cardalda y, desde luego, el perreo se aparta mucho de la lírica.

¿Es uno de los cantantes más elegantes del panorama, su look responde a una premeditada estrategia o… se pone lo primero que encuentra en su armario?

Siempre me ha importado mucho cuidarme. Mis padres los dos han sido así. Mi madre, a día de hoy, no sale a la calle sin arreglarse, y mi padre era un dandy, siempre elegante.

¿En la ducha canta canciones suyas, ópera como en las películas o de sus compañeros y sin embargo competidores?

No canto en la ducha, solo a veces hago ejercicios vocales porque el sonido en la ducha es bueno.

¿Cuántas veces se ha hablado de su nariz y le han dado ganas de soltar un mamporro?

Eso sí que no me gusta, que me toquen las narices me parece de tontos como a cualquiera... Mi nariz me ha dado muchas satisfacciones y nunca me he sentido acomplejado. Si no, no hubiera sido capaz de salir a un escenario.

¿Se cortaría el pelo por un Grammy o usted ya no está para tonterías?

¡No me cortaría el pelo por un Grammy ni loco!

¿Se puede ser cool y racial sin interrupción?

El tema del racismo es tan serio, que no puedo mezclarlo con la palabra cool. Directamente es algo que, si no lo has vivido en tu piel, es difícil que se entienda.

Dicen que si uno quiere dedicarse al porno, hay que empezar por el nombre artístico y que el mejor es el que se consigue uniendo el nombre de su mascota con el de su calle, ¿cuál sería el suyo?

¡Kiro Pintor! Jajaja