Gente

Polémica

El hermanastro de Borja Thyssen lucha por la herencia de Manolo Segura

Desvelamos el patrimonio del desaparecido publicista y hablamos con su hijo Israel que pleitea por su parte

Manolo Segura durante un acto de la firma " Smylife " en Madrid.06/10/2016
Manolo Segura durante un acto de la firma " Smylife " en Madrid.06/10/2016 Sergio R Moreno GTRES

La historia de Israel Ochoa, presunto hijo biológico de Manolo Segura, fallecido en 2020 a los 77 años, es tan triste como bañada de injustos desdenes y humillaciones. Está dispuesto a luchar por el patrimonio que le correspondería como hijo legítimo del padre biológico de Borja Thyssen. Sin embargo, Paz Pastor, la última mujer y heredera universal de Manolo Segura no está dispuesta a facilitar las cosas y se aferra al testamento y a la voluntad del publicista. A pesar de que se habían separado meses antes del fallecimiento de Manolo Segura, el empresario santanderino no cambió el documento. Paz no ha querido desvelar detalle alguno del caudal hereditario. Extraoficialmente, niega que haya patrimonio importante y sugiere que lo poco que legaba su malogrado exmarido no quería que beneficiara a su presunto hijo Israel al que despreciaba e ignoraba. Tampoco nombra en el testamento a Borja Thyssen, con el que sí tenía contacto y amistad. Tita le definía como un espíritu jovial, detallista, elegante y generoso. Sin embargo, ofreció su peor cara y su perfil más desconocido al vástago que engendró hace 45 años. Tanto Carmen Cervera como Borja brindan ayuda a Israel. «A Borja no le conozco personalmente, pero sabiendo que es mi hermano le quiero, rezo por él y porque su familia esté bien. Sé que es mi hermano y le quiero. Si quiere hablar conmigo sabe cómo hacerlo. No sé si quiere conocerme, pero me ha manifestado su apoyo», declara Israel Ochoa a LA RAZÓN. Los Thyssen no tienen dudas de la filiación y tampoco del triste trato que ha sufrido durante toda su vida. También tiene el apoyo de Isabel García, segunda mujer de Manolo Segura, que ha transmitido a Josefina Ochoa su solidaridad y comprensión.

Israel es fruto de la relación que Segura mantuvo en los años sesenta con Josefina Ochoa. Nació en Canadá en 1977. A los 16 años, y a petición de Manolo Segura, madre e hijo viajaron a España para someterse a unas pruebas de ADN en el lugar elegido por el santanderino, los laboratorios de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Manolo costeó las pruebas que arrojaron inequívocamente que era el padre de Israel. Desde entonces, padre e hijo mantuvieron contacto telefónico y por correo. A los 19 años, Israel viajó a Madrid para pasar una temporada con su padre. La estancia del joven fue cordial y los recuerdos que Israel guarda son gratos, por eso no entiende qué pasó en su mente y en su corazón para cambiar radicalmente en la incipiente y alentadora relación paternofilial. Desde que volvió a Canadá, Segura no volvió a contestar al joven. Israel ha intentado durante todos estos años, hasta el fallecimiento de su padre, obtener una respuesta a tan obtusa y triste actitud. «Con 20 años fui dos meses a vivir con él. Después hablábamos hasta que cumplí 23 y ya nunca quiso tener más contacto conmigo. No sé el motivo. En 2009 dijo que no era su hijo y se hizo las pruebas y comprobó que sí era», detalla a este medio.

Israel Ortega, hijo de Manolo Segura
Israel Ortega, hijo de Manolo Segura La Razón La Razón

Sin rencor

El canadiense es padre de tres hijos que quiso que Manolo conociese. Dos años antes de su fallecimiento le envió una carta que transmitía cariño, solo demandaba atención y prometía que no habría atisbo de rencor. Manolo nunca contestó. Ahora, Israel está dispuesto a tramitar su filiación y reclamar su derechos sucesorios. Para ello ha contratado los servicios del prestigioso letrado Ricardo Ibáñez. El abogado ha intentado ponerse en contacto con Paz Pastor, pero ella no solo niega la existencia de patrimonio alguno, sino que se remite a los tribunales. Israel tendría, como mínimo, derecho a un tercio de la herencia. Un tercio de un patrimonio que se acerca al millón y medio de euros, entre bienes inmuebles y participaciones societarias.

El patrimonio real

El patrimonio a nombre de Manolo Segura consta de una vivienda en el Soto de La Moraleja, en la calle Hiedra, valorado en un millón de euros; dos plazas de garaje en el Soto de La Moraleja en la mencionada calle, valoradas en 70.000 euros cada una y que tenía alquiladas. En el otro extremo de Madrid y en una zona no tan acaudalada como la anterior, Segura era titular de una vivienda en Vallecas, en la calle Villaverde, valorada en 150.000 euros y que estaba dedicada al alojamiento turístico y una plaza de garaje en la misma dirección valorada en 15.000 euros. Su patrimonio lo completaba un vehículo valorado en 5.000 euros y 50.000 euros en participaciones de la empresa Golf La Moraleja S.L., una jugosa sociedad que gestiona el campo de golf en la lujosa urbanización de Alcobendas y que goza de una excelente salud financiera. Llama la atención que hubiese poco más de 15.000 euros en su cuenta corriente.

Israel Ochoa y su letrado, Ricardo Ibáñez, ya saben el patrimonio por el que tienen que litigar. Aunque la viuda de Manolo Segura, Paz Pastor, niega cualquier propiedad y no está dispuesta a acuerdos ni dará facilidades. «Gracias a mi abogados hemos descubierto que hay propiedades y aún así la viuda de mi padre niega que haya nada», declara para LA RAZÓN. Y prosigue: «Mi padre nunca me ha ayudado en nada. Ahora es un derecho de mis hijos a tener algo. Mi situación económica no es buena, nunca le he pedido nada. De pequeño siempre preguntaba por él, pero con treinta años ya asumí que no quería tener nada conmigo. Siempre he querido a mi padre y le quiero porque es mi padre, nunca he entendido por qué él no. Nunca he entendido cómo no ha querido saber nada».

La vida le ha negado a Israel Ochoa, según dice, el cariño de un padre. Ahora luchará legalmente por obtener el legado que le pertenecería, según marca la ley española.