Actualidad

Camilo Sesto Jr. “secuestra” las piezas del museo de su padre

Aunque el cantante lo recogió en su testamento, las trabas de su hijo han obligado a retrasar la inauguración de la exposición

Aunque el cantante lo recogió en su testamento, las trabas de su hijo han obligado a retrasar la inauguración de la exposición

Publicidad

Descontento y desconcierto. Esos son los sentimientos que imperan en el Ayuntamiento de Alcoy en los últimos días. ¿La razón? El hijo de Camilo Sesto aún no ha entregado los objetos que su padre determinó, según figura en su testamento, que fueran destinados al museo que el consistorio de su tierra natal va a abrir en su memoria. La intención era que la inauguración fuera lo antes posible, pero la situación es tan confusa que los planes sufrirán un retraso que nadie esperaba.

Cristóbal Hueto, el que fuera administrador y hombre de máxima confianza del cantante, nos desvela que ya están en su poder «los trofeos y discos de oro de Camilo, pero falta que nos entreguen otros muchos objetos. Entre ellos están el botafumeiro que utilizó en el musical “Jesucristo Superstar”, varias guitarras, un piano, prendas de ropa y complementos, fotografías, vestuario profesional... No entiendo el motivo del retraso. Camilo dejó todo atado en su testamento y hay que cumplirlo. Solamente nos limitamos a pedir lo que determinó en vida».

Publicidad

Barajan la vía judicial

Camilo decidió que Hueto era el indicado para actuar como albacea en todo lo relacionado con el museo, confiaba plenamente en él y así lo dejó escrito. Pero Camilín Blanes no parece estar cumpliendo con lo acordado. Eso es lo que asegura una persona del Ayuntamiento alcoyano. Allí, siempre según este informante, están pensando en reclamar judicialmente lo que fue la última voluntad de su hijo predilecto.

Publicidad

Hueto no quiere «entrar en polémicas, espero que se solucione pronto. No hemos hablado directamente con su hijo, todo es a través de su abogado. En el momento en el que hay intermediarios...». Deja la afirmación en el aire.

A Cristóbal le vieron el miércoles pasado en el Juzgado de lo Penal número 9 de Madrid, donde se celebraba el juicio contra los presuntos asaltantes de la casa de Camilo Sesto. Al haber muerto el cantante, desde el juzgado se pusieron en contacto con el representante legal de Camilín y emplazaron a su cliente a que asistiera en lugar de su progenitor al ser su hijo y heredero. Pero nadie le vio. Según indica Hueto, «desde el juzgado pidieron a Camilín y a su letrado que se presentaran como acusación particular, aunque no les vi en la sala».

Juan G., un amigo cercano el artista, afirma que si el hijo «se ha apresurado a hacerse cargo de inmediato de la herencia de su padre, nadie entiende que eluda otras responsabilidades. Lo lógico es que se hubiera personado en el juicio, aunque fuera para salvaguardar el honor de Camilo. Al final va a salir perdiendo. Le recomendaría a su madre, Lourdes Ornelas, que le dé mejores consejos a su hijo. No está siendo buena asesora».

Publicidad

El entorno culpa a Lourdes Ornelas

«Estamos convencidos de que es Lourdes Ornelas la que pone más pegas para que Camilín, Hueto y el Ayuntamiento de Alcoy no lleguen inmediatamente a un acuerdo cordial», dice un amigo de la familia, que afirma también que las compañías del joven «no le están haciendo ningún bien».