Tráemelo del... invierno: Botas reales

Reales como la vida misma porque no hay nada como un buen par de botas para disfrutar del invierno. Las que hoy os muestro son factibles a cualquier edad... a los 10 años, a los 30 y, por supuesto a la edad de una mujer como la de la Infanta Doña Elena, a la que hoy felicito por sus 50 espléndidos años.

Ha llegado el momento de ponérselas y disfrutar de las bajas temperaturas sin congelarse y os aseguro que con unas Ugg Australia, comprenderéis lo que es calidez, la comodidad y la moda ¡Las adoro! Para este invierno, en la tienda 338 del Centro Comercial Moraleja Green de Madrid he elegido el modelo de tres botones, guantes y orejeras a juego. Lo he mezclado con una capa de estampado tartán, de Coco Donosti, mi tienda favorita de San Sebastián, en la calle Fermín Calbetón, 35 y un vaquero de talle alto en rojo lavado de Dr. Denim (www.drdenimjeans.com). Cuenta la leyenda que la marca inventó este calzado para los surfistas que, tras horas cogiendo olas en las playas de Byron Bay, terminaban con los pies helados. Ahora 338 también abre tienda en Madrid, en la calle Arenal, 14.

Y paso a hablaros de mis otras botas fetiche. Las Neon Boots (www.neonboots.es), que he encontrado en una de las tiendas más «cool» de Madrid: Papaya, calle Juan Bravo, 2 y 26. Se trata de la revisión más espectacular hasta la fecha de las conocidas botas «Chelsea», icono de moda en los 70 en Londres y caracterizadas por su elástico lateral. Como manda la tradición, están realizadas en Valverde del Camino, cuna de maestros zapateros y son especiales porque mezclan la tradición con la tendencia de los tonos flúor. Para completar mi estilismo he optado por chaqueta tipo Perfecto con «print» animal, vaquero blanco y jersey de ochos, todo de Custo Barcelona.