Rejas para proteger a los murciélagos

El ayuntamiento de Crevillent ha instalado rejas de diferentes tamaños en cuevas y minas de la sierra de este municipio alicantino para favorecer la supervivencia de los murciélagos e impedir el paso de personas al interior de ellas.

En concreto, se han colocado cuatro rejas de hierro de varias medidas con pletina y barrotes redondos, así como una puerta formada también con barrotes de hierro.

El coste total de esa actuación, que incluye la fabricación de las rejas a cargo de una empresa local, asciende a 1.837,91 euros.

La concejala de Medio Ambiente, Gema Gálvez, ha explicado que esa medida garantizará la repoblación y la supervivencia de los quirópteros, cuya población era "antes muy abundante en Crevillent".

Según Gálvez, las rejas contribuirán a la entrada y salida de estos mamíferos placentarios, al tiempo que impedirán la entrada de personas en las cuevas.

Dicha iniciativa comenzó en 2008 con la apertura de cuevas y minas -tapiadas anteriormente por motivos de seguridad- para facilitar la repoblación de los murciélagos y mejorar la habitabilidad de esos espacios mediante el acondicionamiento de respiraderos.