Perera puntúa en Insurgentes tras un meritorio regreso a los ruedos

Miguel Ángel Perera cortó ayer una oreja en su regreso a los ruedos después de permanecer varios meses de baja tras ser operado de una grave lesión vertebral y triunfó así en su retorno, para el que había apostado fuerte compareciendo en el coso de La México. El extremeño perdió, de hecho, la Puerta Grande después de malograr con la espada una entonada faena al quinto.

Perera sufrió dos percances en la tarde que suponía su vuelta al traje de luces
Perera sufrió dos percances en la tarde que suponía su vuelta al traje de luces

El de Puebla de Prior acusó la inactividad y se llevó un susto de salida, cuando en un ceñido quite por gaoneras su adversario se lo echó a los lomos afortunadamente sin consecuencias. Tampoco pasó a mayores una fea voltereta durante su faena, que se saldó tan sólo con su taleguilla rajada.

Pese al apéndice, la labor a su segundo resultó la de mayor entidad. El toreo fue más ligado y profundo, sin necesidad de acortar las distancias como sucedió en el segundo de la tarde, al que arrancó la oreja, merced a circulares y pases en terrenos de cercanías. 

Otro extremeño, Alejandro Talavante, desorejó a un astado de San José de Bolívar para convertirse en el gran triunfador del cierre de la feria venezolana de Valencia.

El resto de la jornada al otro lado del Atlántico dejó otros dos nombres propios. Los mexicanos Zotoluco y Arturo Macías que lograron sendos indultos en Monterrey y Saltillo para ser profetas en su tierra.

Segundo festejo de la Temporada Grande en La México. Se lidiaron reses de Los Encinos, con pocas fuerzas y descastados. Manolo Mejía, silencio en ambos; Miguel Ángel Perera, oreja y vuelta; y José Mauricio; silencio, silencio y silencio en el sobrero de regalo. Un cuarto de entrada.

En Monterrey (México), bureles de Fernando de la Mora, bien presentados y de buen juego, sobre todo, el 4º, indultado, además de un sobrero de regalo de Begoña, sin casta. Zotoluco, ovación y dos orejas y rabo simbólicos; Sebastián Castella, oreja y ovación; y Arturo Saldívar; ovación tras petición y oreja. Media entrada.

En Saltillo (México), reses de Montecristo, de buena presentación y condición, salvo el complicado 6º, indultado, el 3º. Enrique Ponce, ovación y silencio; Israel Téllez, dos orejas, silencio y ovación en el de regalo; y Arturo Macías, dos orejas y rabo simbólicas y silencio. Más de tres cuartos de entrada.

En Valencia (Venezuela), última de la Feria de la Virgen del Socorro, con toros de Campolargo para rejones (1º y 8º) y San José de Bolívar para lidia a pie, destacaron 2º, 4º y 5º. El rejoneador Juan Luis Rodríguez, vuelta y oreja; José Antonio Valencia, oreja y silencio; El Fandi, silencio y oreja; y Alejandro Talavante, dos orejas y silencio. Más de media entrada.

En Lima (Perú), segunda de la Feria del Cristo de los Milagros. Astados de San Esteban de Ovejas, 1º, 2º y 6º manejables. 5º, basto. Juan Bautista, leves pitos y ovación; Juan Carlos Cabas, oreja en ambos; y Alfonso Simpson, silencio y vuelta. 

Parte médico de Juan Carlos Cabas: «Herida por asta de toro en el tercio superior cara posterior de la pierna izquierda con dos trayectorias –ascendente y descendente- de 10 centímetros que comprometen el paquete muscular, pero sin sangrado de venas ni arterias».