El juez embarga la casa de los Ruiz-Mateos y fincas en Madrid y Cádiz

El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ha embargado la casa familiar de los Ruiz-Mateos en la urbanización de lujo de Somosaguas (Pozuelo de Alarcón, Madrid) junto a otros inmuebles en Madrid, Jerez, Puerto de Santa María o La Línea de la Concepción (Cádiz), todos a nombre de varias compañías.

Según han informado a Efeagro fuentes jurídicas, la sociedad Begonia es la propietaria de la vivienda del clan familiar de los Ruiz-Mateos en la que el pasado miércoles se realizó un registro por orden de la Audiencia Nacional, que se prolongó durante quince horas.


Esta vivienda se encuentra hipotecada por la entidad bancaria Fortis Bank por un importe de 3,13 millones de euros y cuenta con una segunda hipoteca por valor de 438.000 euros.
Sobre este inmueble pesan, según las mismas fuentes, dos ejecuciones hipotecarias por los juzgados de primera instancia de Pozuelo y una anotación de embargo del juzgado de instrucción número 45 de Madrid, por un importe de 84 millones de euros.


El juez Pablo Ruz ha acordado, también, el embargo de un inmueble a nombre de la compañía Balaustrada, que está gravado con una hipoteca de 2,4 millones de euros concedida por la Caja de Ahorros de Barcelona, una segunda hipoteca de 450.000 euros y una ejecución hipotecaria solicitada en los juzgados de esta localidad.


Entre el listado de bienes embargados a los Ruiz-Mateos también destacan las fincas en Pozuelo a nombre de la sociedad Senwosret, una de ellas en concreto con una elevada hipoteca, y cuentan con derecho real de habitación (una especie de usufructo) miembros de la familia del patriarca, Isidoro Ruiz-Mateos y Dolores Albarracín.


En el Puerto de Santa María, Jerez, la Línea de la Concepción o San Roque (Cádiz) figuran otros inmuebles a nombre de las sociedades Aleanson (con una hipoteca de 360.000 euros concedida por Barclays Bank), Vivienda Interestelar (con hipoteca de 336.000 euros de Caja Zaragoza) o la de Dirhan y Doblon (gravada con una hipoteca de 630.000 euros de la Caja de Ahorros de San Fernando).


Los Ruiz-Mateos registraron a nombre de distintas empresas una multitud de propiedades inmobiliarias, una estrategia que ha dificultado la localización de propiedades para todos aquellos que querían localizar su patrimonio con el objetivo de ejecutar su embargo para responder a distintas deudas.


Otras de las empresas a las que la Audiencia Nacional ha ordenado el embargo de fincas de su propiedad son Arega Innovaciones, Casa de Patriciado, Caserna Peninsular, Distribuidora Hispania, Edificio Palaciano, Ergio Peninsular, Finca de Resada, Gamboa Peninsular, Grandificiencia del Hogar, Ibérica de Publicidad, Inmuebles Gentilicios, Inversiones Ancarias o Residencia Portanuevas.


Por otra parte, el juez Pablo Ruz ha citado para tomarles declaración como imputados el próximo 29 de febrero a una de las hijas del patriarca, Rocío Ruiz-Mateos, su marido, Luis Ojeda, y su primo Alfonso Barón Rivero.


Un día antes, están citados a declarar como imputados el actual dueño de Nueva Rumasa, Ángel de Cabo, y sus colaboradores Iván Losada y Fernando Lavernia. Estas citaciones se producen después de que la Audiencia Nacional haya admitido la querella del exabogado de la familia Ruiz-Mateos, Joaquín Yvancos, por los delitos de blanqueo y de insolvencia punible.