Menos luces pero más horas

La crisis se notará una vez más en las calles de la capital, esta vez en las luces navideñas. El Ayuntamiento recortará todos los aspectos relativos a la iluminación de las fiestas, que comenzará el próximo 26 de noviembre hasta el 6 de enero, excepto el número de horas que permanecerán encendidas. Para empezar, el ahorro será de un 33 por ciento en el coste de las mismas.

Madrid utilizará bombillas más eficientes
Madrid utilizará bombillas más eficientes

También se reduce el número de bombillas que estarán encendidas, pasando de los 7,5 millones de 2009 a los 4,4 de estas fiestas. Eso sí, la disminución también se notará en la contaminación ya que el 100 por cien de las luminarias serán sostenibles y eficientes, ya que están formadas en su totalidad por tecnología LED (74 por ciento) y de bajo consumo.
Igualmente, la potencia instalada será mucho menor que el año pasado, con un consumo de 1.058 kW frente a los 2.850 kW de 2009. Esta reducción ahorrará un 63 por ciento el gasto y, a cambio, el consistorio mantendrá encendidas las luces durante 30 horas más hasta un total de 230 horas.

El recorte en la iluminación madrileña también afecta al «fondo de armario» al que el Ayuntamiento recurre desde hace varios años, esto es, reciclar los diseños de pasadas temporadas para aprovecharlos al máximo. Así, los ya tradicionales árboles de Navidad que se «plantaban» por toda la ciudad desaparecerán de las calles de Madrid esta Navidad. Tan sólo el árbol gigante, diseñado por Agatha Ruiz de la Prada, repetirá ubicación en la Puerta del Sol.

Igualmente, 30 espacios quedarán sin iluminar estas fiestas –en 2009 fueron 170– y en tres lugares emblemáticos se sustituirán los largos diseños de alumbrado de un lado al otro de las calles por luces en los árboles. Así será en el paseo del Prado, el de Recoletos y en la calle Alcalá, entre la plaza de Cibeles y la plaza de la Independencia. Según explicó el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, al seleccionar los lugares que se iluminarán este año se ha buscado potenciar los ejes comerciales y los lugares más frecuentado por el turismo, que el año pasado llegó a los 615.000 viajeros en la campaña de Navidad, para fomentar la actividad económica y generar empleo.

Eso sí, habrá cinco nuevos diseños que adornarán las calles de Goya, Fuencarral, Jorge Juan, Ortega y Gasset y Serrano. Los diseñadores Purificación García, Ana Locking, Juanjo Oliva y Hannibal Laguna, han sido los encargados de crear estas nuevas luces navideñas, y la arquitecta Teresa Sapei, ha sido la responsable de dar de nuevo luz y color a la calle Serrano, tras dos años de obras.