Aguirre cedería las competencias de Justicia «que es un poder nacional»

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha señalado que su Gobierno "se conformaría"con mantener las competencias de Sanidad, Educación, Transporte y Atención a la Dependencia y que cedería las demás "siempre y cuando alguien las asumiera", sobre todo la Justicia "que es un poder nacional".

Aguirre ha hecho estas declaraciones hoy en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, donde ha calificado de "increíble"que el vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves, sostenga que la Constitución no prevé la devolución de competencias por parte de las Comunidades Autónomas.

La presidenta, que ha promovido la formación de una comisión de duplicidades en la Asamblea de Madrid, ha afirmado que en la actual situación económica "no está el horno para bollos"y que Comunidades y ayuntamientos están de acuerdo de que no pueden "permitirse el lujo"de prestar los mismos servicios para los mismos ciudadanos.

Por ello, ha indicado que los servicios públicos "tendrán que atribuirse a una sola Administración, sea la que sea"y en el caso particular de la Justicia, ha criticado que se hayan cedido las competencias a las comunidades, cuando se trata de "un poder nacional, un poder del Estado".

"La consecuencia de esas trasferencias a medias -ha explicado Aguirre- es que no hay manera de poner control de horarios en los juzgados, ni saber si falta gente"y por eso ha insistido en que la Justicia "debe ser del Gobierno de la nación".

Además la presidenta se ha referido a la regla de gasto para las Comunidades autónomas acordada ayer en el Consejo de Política Fiscal y Financiera y ha recordado que el Gobierno de Rodríguez Zapatero "lo primero que hizo al llegar fue cargarse la ley de estabilidad presupuestaria"del Ejecutivo de Aznar, que establecía el límite de gasto de todas las Administraciones.

"Esa ley prohibía a cualquier Administración gastar más de lo que ingresaba y fue derogada por el entonces vicepresidente Solbes y ahora dicen que la quieren volver a poner", ha criticado la presidenta.

En cuanto a la posibilidad de que las comunidades puedan financiar su deuda con el Estado a través de créditos del ICO, el vicepresidente madrileño Ignacio González ha opinado que el Gobierno quiere "hacer negocio"a costa de las Comunidades, que han perdido ingresos por culpa de las "estimaciones de crecimiento económico falsas"que hizo el Ejecutivo central.

Ha criticado que en lugar de dar más plazo a Comunidades para saldar su deuda, se les obligue a pagarla antes y además se les ofrezcan créditos al 6,5% de interés lo que, ha dicho, significa "una vuelta de tuerca más"para "hacer negocio a costa de la mala gestión de los ingresos del Estado y del modelo de financiación".

González, que no ha rechazado la posibilidad de que Madrid opte al crédito del ICO, ha cuestionado sin embargo si el Estado va a pagar lo que debe a la Comunidad de Madrid también "con un interés del 6,5%".