Juegos Olímpicos

Las bazas de 2020

Madrid tiene todo a favor para conseguir ser sede olímpica. Tras la concesión de los Juegos de Invierno 2018 a una localidad asiática, la capital española tiene mayores aspiraciones para los Juegos Olímpicos 2020. Por rotación continental, ahora es más probable que los juegos sean adjudicados a una ciudad europea.

El precedente. El Rey, Zapatero y la expedición olímpica madrileña en Copenhage durante la elección de ciudad que albergaría los Juegos de 2016
El precedente. El Rey, Zapatero y la expedición olímpica madrileña en Copenhage durante la elección de ciudad que albergaría los Juegos de 2016

El proyecto madrileño, según los expertos, tiene muchas similitudes con PyeongChang, entre ellas que ambas se han esforzado mucho y que tienen experiencia preolímpica ya que la ciudad surcoreana también se presentó en tres ocasiones.

Expertos a favor
Los expertos olímpicos animan al alcalde a presentar la candidatura de Madrid porque creen que «sería una locura no hacerlo». Así lo describió Juan Antonio Samaranch hijo al explicar que «ahora sería menos difícil que en 2012 y 2016». El integrante del COI valoró positivamente la elección de la ciudad asiática porque «demuestra que en el mundo olímpico la perseverancia es un grado», haciendo alusión a las tres veces consecutivas que se presentó PyeongChang. «El ambiente es que una ciudad europea tendrá clara ventaja para 2020 y que hay mucho interés por saber si España presentará una candidatura», explicó. Esta última declaración viene precedida por la petición que hizo el presidente del COI, Jacques Rogge, al secretario de Estado para el Deporte, Albert Soler, para que Madrid postulara a ser sede olímpica.

Apoyo popular
En las últimas candidaturas, los madrileños han apoyado desde el principio el proyecto y se volcaron con la decisión del Ayuntamiento para optar por los Juegos Olímpicos en dos veces consecutivas. En ambas ocasiones, no existían tantas opciones para conseguirlo, pero de presentarse esta vez, la situación no tiene nada que ver, ya que Madrid podría ser la favorita.

Infraestructuras
Gracias a las anteriores candidaturas, Madrid se ha preparado durante años para celebrar estas Olimpiadas. Sin embargo, la suerte decantó la balanza por Londres y Río de Janeiro en pasadas ediciones. La capital madrileña tiene las mejores infraestructuras preparadas para este evento. Un ejemplo de ello es la Caja Mágica, considerada una de las mejores instalaciones de tenis y de las más modernas del mundo. Fue además, el proyecto estrella de las candidaturas a los JJ OO 2012 y 2016.

Situación económica
La crisis ha sido la mayor causante de que los países se echen atrás en su conquista por los JJ OO. Sin embargo, Madrid se encuentra en disposición de permitírselo, porque el Ayuntamiento de Madrid no tendrá que asumir una gran inversión. La ciudad sólo necesitaría ultimar unos retoques que no suponen mucho gasto, porque el grueso olímpico, el 80 por ciento, está construido desde 2009. Además, presentarse como candidata de los juegos de 2020 implica tener un margen de 9 años, en los que la situación de crisis actual será muy distinta y las ciudad experimentará una recuperación notable, gracias a su gestión financiera.

Rivales
A falta de 20 días para que concluya el plazo para presentar las candidaturas olímpicas, Roma es la única ciudad que postula para ser sede en los Juegos Olímpicos. Todos los países africanos y asiáticos declinaron esta opción e incluso la gran rival que supone EE UU. No obstante, en un primer momento, Suráfrica había renunciado, pero tras el desierto de candidaturas olímpicas, el país africano se replanteará esta decisión. Para Madrid, sería una mala noticia en vista al éxito que supuso el Mundial de fútbol celebrado el año pasado allí.

Consenso político
El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón aseguró que la decisión pasará por un consenso con todos los grupos que tienen representación en la corporación municipal. El PSOE, por su parte, explicó que hay que esperar a que haya un consenso político y social para tomar una determinación. Mientras, tanto IU como UPyD no se han pronunciado todavía al respecto porque consideran que «es muy pronto para hablar» y esperan que el alcalde les traslade oficialmente su declaración de intenciones.