La plantilla del Rayo seguirá sin cobrar

La plantilla del Rayo Vallecano continuará sin cobrar sus nóminas, según les ha comunicado el propietario del club madrileño, José María Ruiz-Mateos, tras reunirse hoy en su domicilio con una representación de los jugadores y el cuerpo técnico.

El capitán del Rayo Vallecano, Michel, desveló tras reunirse junto a gran parte de la plantilla en el domicilio del empresario José María Ruiz-Mateos, que siguen sin encontrar una solución, después de que el empresario les confirmara que "a día de hoy no hay dinero"para que la empresa abone las pagas atrasadas.

Tras una reunión que rondó cerca de dos horas, el capitán rayista transmitió a los medios que ni esta semana ni la que viene van a cobrar sus nóminas, según les ha explicado el empresario gaditano, quien les ha garantizado que "están buscando soluciones"para evitar que esta firma y las otras nueve de las que es propietario terminen acogiéndose al concurso de acreedores.

Aun así Michel, que durante sus declaraciones ha estado escoltado por parte de la plantilla de jugadores del Rayo, ha adelantado que todo el equipo "va a seguir entrenando como el que más, como lo ha hecho hasta ahora y dando el cien por cien en el campo", al tiempo que ha agradecido "el apoyo"recibido por parte de la afición.

"Nosotros el primer partido que nos toca es Huesca y vamos a ir al cien por cien porque no es que sea la solución subir a Primera División, pero es lo que esta plantilla quiere", subrayó.

"Dejados de la mano de Dios"
"Hemos estado con los de AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) hablando y el convenio colectivo lo ha roto la Liga de Fútbol Profesional. Estamos totalmente desamparados y si el Rayo llega a una situación crítica nadie se hace cargo de nuestra ficha; entonces por ese lado la pantilla también tiene máxima preocupación porque estamos dejados de la mano de Dios", ha lamentado el capitán.

El delantero vallecano calificó la reunión de "tranquila"y ha insistido ante la prensa que, "aunque la situación está muy difícil", el equipo "no va a bajar los brazos"sino que va ir a entrenar "cada día con la ilusión con la que ha ido esta plantilla durante el año"y con el objetivo de conseguir el ascenso a Primera División.