Sindicatos y patronal rechazan las medidas de la nueva reforma laboral

Las críticas por parte de los sindicatos hacia las nuevas medidas en materia laboral propuestas por el Gobierno no se han hecho esperar. Hace casi un año, el Ejecutivo ponía en marcha una reforma laboral que propulsó una huelga general. Ahora, después de los malos datos del paro, Zapatero anunció que, para incentivar la contratación, podría suspender el límite de los dos años en la contratación temporal.

CC OO y UGT (en la imagen, Toxo y Méndez, secretarios generales)  critican las propuestas laborales que el Ejecutivo aprobará mañana
CC OO y UGT (en la imagen, Toxo y Méndez, secretarios generales) critican las propuestas laborales que el Ejecutivo aprobará mañana

El responsable de UGT, Toni Ferrer, rechazó ayer esta medida y advirtió de que suspender el límite de los dos años sería «apostar por la temporalidad, el empleo de mala calidad y con menos derechos». Ferrer recordó que el límite al encadenamiento de contratos temporales es fruto de un acuerdo alcanzado por sindicatos, empresarios y Gobierno en 2006, con el que se pretendía «potenciar la contratación estable y la indefinida, así como limitar y reducir la contratación temporal, sobre todo la abusiva».

Edad de formación

En cuanto al contrato de formación, que se elevará de los 25 a los 30 años, el secretario de UGT estima que la subida, «que tiene un carácter transitorio, pues termina este año, ya es elevada». Por su parte, desde CC OO, Javier Doz secundó a su colega de UGT y afirmó que «las medidas del Gobierno en materia laboral y económica no satisfacen ni de lejos las propuestas de los sindicatos».

 Además, Doz añadió que el Decreto Ley que aprobará mañana el Consejo de Ministros «sólo estimula la temporalidad y la precariedad, las grandes lacras del mercado laboral español», y consideró «totalmente inaceptable la modificación de la Constitución, sin consenso y sin la celebración de un referéndum».

Las patronales CEOE y Cepyme secundaron a los sindicatos y reafirmaron que las medidas que aprobará el Ejecutivo «no van en la dirección más adecuada para la recuperación de la actividad económica y del empleo».
 

Las cinco claves de la norma
- Ayuda a los parados
El Ejecutivo prorrogará el subsidio de 426 euros a los parados que ya hayan agotado su prestación, una medida electoral que se decide a tres meses de las elecciones y con casi cinco millones de parados.
- Empleo juvenil
El Gobierno pretende ampliar el contrato de formación para los menores de 30 años. Hasta la fecha, este tipo de empleo es para menores de 25 años.
- Modelo austriaco
El fondo asociado a cada trabajador, en el que la empresa realiza aportaciones cada mes, retrasa su aplicación hasta el primer semestre de 2013.
- Contratos indefinidos
El Fondo de Garantía Social (Fogasa) pagará ocho de los 20 días de indemnización por año trabajado en casos de despido.
- Contratos temporales
La medida más polémica. El Ejecutivo pretende eliminar el límite de dos años a los contratos temporales y permitir su encadenación sin límite.