Cuesta ganar

A Real Madrid y Barcelona les cuesta ganar. Al equipo madrileño le puso en aprietos el Getafe y al Barça, la Real Sociedad. Los madridistas continuaron su impresionante suma de puntos y los barcelonistas no perdieron más terreno del que ya habían concedido. Ambos vencieron con sufrimiento. La diferencia estuvo en el hecho de que el líder jugó fuera y el segundo lo hizo en el Camp Nou.

El Getafe comenzó a inclinar la Liga hacia el Bernabéu al derrotar al Barça. Fue el síntoma más claro de que el todavía campeón tiene la temporada cuesta arriba casi desde el comienzo, si tenemos en cuenta que contra la Real Sociedad ya dio un aviso cuando, después de adelantarse en el marcador, acabó dejándose empatar. El sábado estuvo a punto de ocurrir lo mismo. El Madrid también pifió al principio, pero después se ha mostrado más firme. El Barcelona ha sido más irregular.

El Barça tiene una plantilla muy ajustada y se mantiene en las tres competiciones. Tal vez el compromiso de Copa le obligó a alinear tanto canterano y a reservar hombres importantes. Mantuvo en la alineación a Messi, porque parece imposible concederle el descanso, lo que a la vista de los últimos partidos necesita. El equipo catalán depende mucho del argentino y éste lleva un mes en el que no acaba de dar el tono al que acostumbra.

El Madrid ha dado pequeños avisos de que tal vez no sea invencible. Hasta el momento se ha sabido recuperar y cuando recibe un gol acaba sobreponiéndose y goleando. Es más creíble que el Barça.