La prima de riesgo de la deuda española cae por debajo de los 200 puntos

La desconfianza de los inversores hacia los países periféricos de la Unión Europea, los que más dudas han generado en los últimos meses, se modera y hace que la prima de riesgo de España o el sobrecoste sobre la deuda alemana baje de 200 puntos básicos, con lo que retrocede a niveles de noviembre de 2010

La prima de riesgo ha llegado a perder durante el día hasta 24 puntos básico, según datos del mercado recogidos por Efe. Así ha marcado el mínimo en 197 puntos básicos. Finalmente, repuntó hasta 199 puntos básicos, marca en la que no cerraba una sesión desde el pasado 16 de noviembre.

La menor prima española se debe a que se estrechó la rentabilidad del bono español a diez años, ahora en el 5,21 por ciento, con el alemán al mismo plazo, que se acercó al 3,22 por ciento.Al mismo tiempo, la Bolsa española subió el 1,50 por ciento para cerrar a las puertas de los 11.000 puntos.

La rentabilidad del bono español bajó sólo en la última sesión dieciséis centésimas, convirtiéndose en la tercera deuda que más se abarató dentro del grupo de países periféricos de la Unión Europea, por detrás de Grecia y Portugal.
El bono heleno rendía a un 10,8 por ciento; el irlandés, al 8,6 por ciento; el portugués, al 6,6 por ciento; y el italiano, al 4,6 por ciento.

Sin explicación
A juicio de los expertos consultados por Efe, no hay una explicación clara que justifique esta menor desconfianza hacia España, aunque coinciden en que actualmente hay una menor tensión en los mercados sobre los países periféricos.

Aun así, el economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, pide prudencia en el corto plazo y destaca que el sobrecoste que tiene que pagar España respecto a Alemania sigue siendo amplio. No obstante, afirma que los mercados están "escuchando la melodía"que querían, en alusión a que el Gobierno está adoptando medidas (pensiones o sistema financiero) y cumpliendo con sus compromisos de consolidación fiscal.

Para Díez puede estar contribuyendo también a reducir la desconfianza de los mercados el alcance de un pacto social o una percepción sobre la situación del sistema financiero mejor, teniendo en cuenta que quizá esperaban peores datos de la exposición inmobiliaria.

En este último aspecto, Ignacio Cantos, analista de Atlas Capital, añadió que el sector ha reconocido ya una exposición al sector inmobiliario superior a 100.000 millones, una cifra que puede no ser excesiva para un sistema financiero que apenas ha recibido ayudas.
Pero Cantos justifica principalmente la bajada de la prima de riesgo a la menor tensión que se vive en los mercados y advierte de que "nada dice que la próxima semana no vaya a subir a 250 puntos básicos", pues recuerda que el paro sigue estando por encima del 20 por ciento y las medidas se van tomando "poco a poco".

Posibles rebajas
Para el analista Jorge Lage, de Capital Markets, la adopción de ciertas medidas disipa las dudas de los inversores, pero también la difusión de algunas noticias macroeconómicas más positivas de lo esperado, como el retroceso de la economía en 2010 del 0,2 por ciento, una décima menos de lo previsto por el Gobierno y menos aún que lo que pensaba el consenso de los expertos. En cuanto a la confirmación de Standard and Poor's de la calificación de la deuda de España a largo plazo en "AA", la tercera mejor marca, los expertos argumentaron que hay que tener en cuenta que la agencia alaba las medidas adoptadas, si bien precisaron que mantiene la perspectiva negativa, por lo que no descarta que pueda rebajar la nota en un futuro próximo.