El Consejo de RTVV será destituido si se desvía un 7 por ciento del presupuesto

La vicepresidenta, Paula Sánchez de León, y la portavoz del Consell, Lola Johnson, tras el pleno
La vicepresidenta, Paula Sánchez de León, y la portavoz del Consell, Lola Johnson, tras el pleno

VALENCIA- El Consell podrá destituir a los consejeros de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) si de su gestión se deriva una desviación del siete por ciento del presupuesto que aporta la Generalitat, o de un diez por ciento del total de los ingresos externos más la dotación que recibe.

Así lo explicó ayer la vicepresidenta del Gobierno valenciano, Paula Sánchez de León, tras la aprobación en el Pleno del Consell del Anteproyecto de Ley del ente público, que no se ha modificado desde su creación en 1984 .

En este sentido, Sánchez de León confirmó que esta nueva ley recoge el contrato-programa por el que deberá regirse la radiotelevisión pública valenciana, que se suscribirá cada tres años y marcará los objetivos específicos que han de regirla. No obstante, cada año se elaborará una memoria en la que se recojan todas las actividades realizadas por RTVV.

Para ahorrar costes públicos, se convertirá en una única sociedad mercantil que pasará a llamarse Grupo Radiotelevisión Valenciana S. A., tras aglutinar en una sola las sociedades Canal 9 y Ràdio 9.

Siguiendo esta línea, el número de consejeros desciende de doce a nueve, que deberán ser personas de cualificación y profesionalidad reconocidas. Además, de igual forma que el director general, cuyo mandato será de seis años, serán elegidos por Les Corts por mayoría de tres quintos.

En lo referente a su financiación, esta nueva legislación recoge que el modelo será mixto, estable y sostenible. La parte pública corresponderá a la dotación presupuestaria que aporte la Generalitat, y los ingresos privados derivarán principalmente de la publicidad.

Sin embargo, la producción de los informativos corresponderá al ente público, no se recurrirá a organismos externos y se adecuará a los recursos materiales y humanos de los que cuente.

También quiso destacar ayer la función social de una televisión pública que, en contra de las afirmaciones de algunos miembros del PP nacional -que se planteaban privatizar las televisiones públicas- se mantiene como una de las apuestas del Gobierno de Alberto Fabra.

Preguntada por si recibió aportaciones de los grupos de la oposición para el cambio de ley, afirmó que no, pero que mantiene abierto el diálogo.