Asalto a la italiana

Maria Grazia Cucinotta protagoniza «Transgression», de Enric Alberich

Asalto a la italiana

A Maria Grazia Cucinotta le sienta bien España. Aunque se convirtió en el nuevo mito erótico italiano gracias a «El cartero (y Pablo Neruda)», «siempre que busco tensión la encuentro aquí. En España me ven como una mujer combativa, no hay tantos prejuicios sobre mí», dijo la actriz durante la presentación de «Transgression», una coproducción entre España, Italia y Canadá en la que interpreta a la esposa de un empresario víctima de un atraco en su casa.
«Empiezo siendo una secretaria y acabo siendo una asesina», dice Cucinotta, que se estrenó en el cine español con «El día de la bestia», de Álex de la Iglesia, y fue chica Bond en Bilbao con «El mundo no es suficiente». Como otra gran conocida del cine italiano, Monica Bellucci, y a pesar de las tentativas, Cucinotta no se deja embaucar por el sueño americano: «Me gustó mucho vivir ocho años en Estados Unidos, pero prefiero estar en Europa y guiarme por los proyectos por los que siento algo», añadió. En este caso, «es un thriller sobre la realidad de hoy, sobre familias aparentemente felices que tienen dentro de sus casas otras vidas», comentó la intérprete.

Fe en el boca a oreja
Carlos Bardem, Yon González y Fabio Fulco (compatriota de la actriz) encarnan a los tres delincuentes que entran en casa de Michael Ironside, esposo de Cucinotta en «Transgression», un título que hace referencia a mucho más que el simple allanamiento. «Se violentan las reglas del juego, se traspasan las fronteras. Queríamos traspasar la crónica de sucesos para llegar a una película de tensión psicológica con personajes profundos y entidad propia», explica el director, Enric Alberich, sobre la que supone su segunda película tras «Visions d'un estrany». Por último, el director confía «en el boca a oreja para que funcione la película. Reivindico este cine de presupuesto medio que busca su propia identidad», sentenció.