Nadie reconoce el pago de la «gran mariscada» de Bruselas

Torrijos añade dudas a la polémica comida de abril de 2008:«¿Quién dice que se pagó con dinero público?».

Fernando Mellet, Antonio Rodrigo Torrijos y José María Morillo, ex presidente de los mayoristas, en la «famosa» mariscada de Bruselas
Fernando Mellet, Antonio Rodrigo Torrijos y José María Morillo, ex presidente de los mayoristas, en la «famosa» mariscada de Bruselas

SEVILLA- La factura de la «gran mariscada» que celebraron en abril de 2008 representantes de Mercasevilla, mayoristas de pescado y del Ayuntamiento no tiene «padre». Nadie reconoce haber abonado los gastos de la polémica comida, que tuvo lugar en el marco de una feria gastronómica en Bruselas y coincide, cronológicamente, con las presuntas ilegalidades cometidas en la sociedad mixta.
El primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos –investigado por la juez del «caso Mercasevilla» y, en la polémica foto, al lado de Fernando Mellet, ex director gerente del mercado central y principal imputado–, no precisó ayer quién solventó el pago. En cambio, sembró nuevas dudas con una pregunta retórica: «¿Quién dice que esa comida se pagó con dinero público?».
Fernando Mellet, a través de su abogado –con quien contactó ayer LA RAZÓN de Sevilla– apuntó en la misma dirección: la mariscada no la pagó Mercasevilla. El ex director gerente se mostró «segurísimo» y derivó el pago hacia los mayoristas de pescado. «Además –matizó su representante– es lógico, ya que Mercasevilla los llevó a Bruselas y ellos eran los beneficiarios de ese viaje».

«Entendemos que fue Mellet»
En cambio, la asociación de mayoristas de pescado negó haber abonado la cuenta. El gerente, José Ramón Rodríguez, afirmó a este periódico que «al cien por cien de seguridad, la asociación niega que la famosa comida» se cargara a sus arcas, porque, entre otras cosas, «no teníamos ni tarjeta de la asociación». Al mismo tiempo, la fuente declaró que «entendemos que fue con dinero de Mercasevilla». Los mayoristas mantienen poseer facturas de «aeropuerto o un coche de alquiler», pero ningún cargo concreto por el ágape, el cual, «según me cuentan, pagó Mellet con la tarjeta de Mercasevilla».
Ninguna de las fuentes consultadas supo precisar cuánto costó la comida, que se desarrolló en el marco de la European SeaFood Exposition, celebrada en la capital belga, y que el PP tildó ayer de «escándalo mayúsculo».
El portavoz de los populares en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, se preguntó «¿quién ha pagado y cuánto ha costado esa mariscada?» y criticó el «despilfarro y la opulencia» que se muestra en la fotografía. «No me extraña que comiendo de esa manera tan opípara se pueda llevar a una empresa a la quiebra», manifestó Zoido. Por su parte, el ex consejero de Mercasevilla y concejal del PP Beltrán Pérez remitió una carta al presidente de la sociedad mixta reclamando «información detallada» sobre las «circunstancias» que rodearon la polémica comida, así como toda la documentación relativa a la participación de Mercasevilla en el encuentro europeo. La fotografía la publicó el propio Torrijos en su blog el jueves, ya que, dijo, «no tengo nada que ocultar ni nada de lo que avergonzarme».


El alcalde está «cómodo» con IU
El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, aseguró ayer que se siente «cómodo» gobernando en el Ayuntamiento junto con Izquierda Unida, «pese a que ambos partidos somos muy distintos». «Efectivamente, hemos sido capaces de tener un gobierno cohesionado», añadió. El regidor explicó que «ambas formaciones han dejado de lado los intereses partidistas y particulares para pensar sólo y exclusivamente en el interés de la ciudad». En cambio, manifestó Monteseirín, «al Partido Popular no le preocupa la ciudad y va a lo suyo».