Al menos 15 muertos en Siria por disparos de las fuerzas de seguridad

Al menos quince personas fallecieron hoy por disparos de las fuerzas de seguridad en Siria, once de ellas en la ciudad de Ksir, en la provincia de Homs (centro), informó a Efe un portavoz de los Comités de Coordinación Local.

El activista Hozam Ibrahim explicó que el resto de víctimas se registraron en Deir al Zur (este), donde murieron tres personas, y en Latakia (noroeste), donde perdió la vida una.

Entre los once fallecidos de Ksir se encuentran una mujer y su hijo, que se suman a la larga lista de víctimas desde el inicio de la revuelta popular contra el presidente Bachar al Asad, que ajeno a la presión internacional continúa con su ofensiva militar.

"Las tropas del Ejército cercaron todos los accesos a Ksir para facilitar la entrada en la ciudad de las fuerzas de seguridad, que dispararon indiscriminadamente contra todo aquel que se encontraba en la calle", denunció Ibrahim.

Este ataque se enmarca, a su juicio, en la campaña que lleva a cabo el régimen "de aldea en aldea para poner fin a las manifestaciones".

Mientras las tropas atacaron Ksir, reina una "tensa calma"en la ciudad de Homs, donde ayer fallecieron al menos dieciocho personas, según Ibrahim.

Además, Homs fue escenario hoy también de detenciones masivas, según los Comités de Coordinación Local, que no precisaron la cifra de arrestados en ese lugar.

Otra campaña de arrestos tuvo lugar en la provincia de Idleb, cerca de la frontera con Turquía, donde el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó de la detención hoy de al menos cien personas, entre ellas 35 menores.

Desde el inicio de las protestas el pasado marzo, han fallecido al menos 1.744 civiles y 406 efectivos de las fuerzas de seguridad, que no incluyen las víctimas que se registraron en Hama desde el pasado día 3 debido al corte de comunicaciones con esta provincia, según el Observatorio.