Anatoliy Scherba: «Esperamos que en 2012 España juegue la final de la Eurocopa en Kiev»

Desmiente que los ucranianos estén divididos entre prorrusos y prooccidentales. Apuesta, en cambio, por trabajar a favor de la futura integración en la UE al mismo tiempo que se mantiene una buena relación con Moscú.

El embajador Scherba aceptó jugar una partida de ping-pong con los periodistas de LA RAZÓN tras la entrevista en la Embajada
El embajador Scherba aceptó jugar una partida de ping-pong con los periodistas de LA RAZÓN tras la entrevista en la Embajada

Madrid- El desarme militar y los asuntos de seguridad ocuparon a Anatoliy Scherba (Kiev, 1962) antes de ser nombrado embajador en Madrid en mayo de 2006.

–¿Qué queda de la Revolución Naranja de 2004?
–Tenemos un Estado y una sociedad democráticos y libertad de prensa. Creo que son las mejores consecuencias de cualquier revolución.

–¿Ucrania está divida entre prorrusos y proeuropeos?
–Hablar sobre un alma dividida no tiene ningún sentido. Con Rusia y con los países occidentales Ucrania mantiene unas relaciones amistosas. Estoy seguro de que para avanzar en nuestra integración europea mantener unas relaciones de respeto mutuo con Rusia es muy importante. Es un estereotipo. Toda la población entiende que las relaciones con Rusia son importantes para nuestra cooperación con la UE.

–Yanukovich acordó la permanencia de la flota rusa del mar Negro en Crimea hasta 2042.
–Su base es un acuerdo que existía desde 1997 para prolongar la permanencia de la flota del mar Negro en Ucrania. También tenemos un acuerdo muy destacado en materia económica. Los precios del gas ruso son muy importantes para la recuperación ucraniana.

–¿Qué aportaría Ucrania a la Unión Europea?
–Es un país muy importante en el tránsito de la energía. El 80% del gas ruso que llega a Europa pasa por territorio ucraniano. Una mayor cooperación entre Rusia, Ucrania y la UE beneficiaría a todos. Además, Ucrania es un mercado de 46 millones de personas.

–¿Qué espera Ucrania de la Asociación Oriental puesta en marcha por la UE en 2009?
–Es un formato más para profundizar en nuestra cooperación con la UE. Ucrania está interesada sobre todo en poner en marcha proyectos concretos con los 1.600 millones previstos hasta 2013. Necesitamos convertir esta iniciativa en un proyecto útil. No hay conflictos entre los países miembros como en la Unión por el Mediterráneo. Sin embargo, hay dificultades sobre los mecanismos para obtener valor añadido. Ucrania ya tenía un Acuerdo de Asociación con la UE y otro de visados antes de lanzarse esta iniciativa.

–¿El objetivo de integrarse en la UE impulsa las reformas?
–Nuestro presidente declaró que la integración europea es un objetivo estratégico. Tras las elecciones de febrero, el Gobierno y el presidente han elaborado un programa que contiene reformas económicas, la mejora de infraestructuras, la reforma judicial y la lucha contra la corrupción. Pero lo que es interesante es que hemos tenido en cuenta las propuestas de la UE.

–¿Cómo afronta Ucrania la crisis financiera internacional?
–Las estimaciones para este año son de un crecimiento del PIB del 3,7% y un 4,5% para 2011. Últimamente las agencias internacionales de calificación han mejorado nuestro ratio de riesgo país.

–¿Qué momento atraviesan nuestras relaciones bilaterales?
–El intercambio de visitas diplomáticas favoreció el contacto al máximo nivel durante la Presidencia española de la UE. Tenemos unos 80.000 residentes ucranianos en España que están muy bien integrados. Se ha decidido establecer un Instituto Cervantes en Kiev y vamos a crear un centro cultural ucraniano en España. Donde tenemos más perspectivas es en la cooperación económica. Mil millones de dólares de intercambios entre ambos países es una cifra muy modesta.

–¿En qué sectores invierten las empresas españolas?
–Madera, suministro de vehículos, industria siderúrgica, química y textil. Zara tiene casi 20 tiendas. Nuestro acuerdo de Asociación con la UE prevé la creación de una zona de libre comercio, lo que favorecerá las inversiones.

–¿Qué interés existe en Ucrania por la cultura española?
–Unos 500.000 ucranianos hablan o estudian español. Las cátedras de filología hispánica existen en todas las universidades con facultades de filologías extranjeras.

–¿Cómo es su vida en Madrid?
–Estamos muy bien integrados. Es un país muy agradable para trabajar y vivir. Siempre puedes encontrar muchas diferencias viajando por las regiones. Tras el último mundial, en Ucrania hay más aficionados al deporte español. Muchos ucranianos celebraron la victoria de la Selección Española de fútbol casi como propia.

–¿La Eurocopa servirá para mejorar la imagen de Ucrania?
–Creo que sí y no depende de quién gane. Para nosotros no es sólo un proyecto deportivo. Es un proyecto que debe impulsar el desarrollo del país. España tiene muchos rivales serios, pero esperamos que juegue la final en Kiev.



SUS FAVORITOS
Un lugar

«Para los españoles es muy recomendable viajar por los ríos ucranianos desde Kiev a Odesa y el Mar Negro, la zona de los Cárpatos y la península de Crimea. Kiev, como madre de las ciudades rusas, también es muy interesante».
Un plato
«El ‘broscht' (sopa de remolacha) es típica desde los tiempos de la URSS. Es un cocido consistente, de color rojo, con carne y panecillos de salsa de ajo. Se puede pedir en cualquier restaurante de las 15 ex repúblicas soviéticas».
Un libro
«El ‘broscht' (sopa de remolacha) es típica desde los tiempos de la URSS. Es un cocido consistente, de color rojo, con carne y panecillos de salsa de ajo. Se puede pedir en cualquier restaurante de las 15 ex repúblicas soviéticas».