ANÁLISIS Cómo se puede parar a Bildu

La Razón
La RazónLa Razón

¿Cómo se puede frenar la batasunización de la calle en el País Vasco?
–Hay que revertir por completo la política que se ha llevado a cabo hasta ahora, y esto exige dos cosas: no sólo un cambio radical de la política gubernamental –que no llegará por voluntad propia–, sino una posición absolutamante feroz de la oposición en esta materia que no se ha producido hasta ahora en el tema de Bildu. En todo caso, tardará años en repararse el daño causado.

¿Qué opciones legales hay para impedir que Bildu convierta las localidades en las que gobierna en ciudades sin ley?
–La opción legal es la ilegalización y la utilización de la Ley de Partidos, que era un instrumento perfecto para haber impedido la presencia de ETA en los ayuntamientos, pero nada sirve una ley ante un Tribunal Constitucional que tiene dueños y que está dispuesto a invadir la jurisdicción ordinaria del Tribunal Supremo, a actuar contra su propia doctrina y a violar la ley orgánica del Constitucional obedeciendo órdenes de los que tienen una negociación con ETA. Por eso hemos presentado una querella criminal por prevaricación contra seis magistrados del Tribunal Constitucional.

¿La forma de actuar tendrá consecuencias económicas en el País Vasco?
–Sin ninguna duda tendrá consecuencias económicas, pero me niego a considerar que ésas sean las verdaderamente graves; lo peor son las consecuencias morales. En el País Vasco se va a instalar de nuevo el imperio del miedo, no en vano «Bildur» significa «miedo». Y por otra parte, en Bildu se ha producido un contagio de los supuestamente moderados y supuestamente demócratas de Eusko Alkartasuna, que ahora ya llaman presos políticos a los terroristas asesinos.