MENÚ
martes 21 mayo 2019
17:27
Actualizado

Miguel Arias Cañete / Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Lo que el Ministerio necesita

HERENCIA
Disminución agraria
El nuevo ministro podría tener que enfrentarse a una posible reforma de la Política Agraria Común y las críticas que están recibiendo por ella algunas comunidades autónomas. Además, tendrá que luchar contra un descenso de la producción.

  • Entre los asuntos urgentes, se ocupará de los asuntos pesqueros en Marruecos
    Entre los asuntos urgentes, se ocupará de los asuntos pesqueros en Marruecos

Tiempo de lectura 2 min.

21 de diciembre de 2011. 19:11h

Comentada
21/12/2011

El nombramiento de Miguel Arias Cañete como ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente es una buena noticia para el sector agroalimentario español y mala para él. Rajoy ha hecho un flaco favor a este abogado del Estado, a pesar de haber sido una de las pocas personas que le acompañaron en los años duros de la travesía del desierto, especialmente entre 2004 y 2008. Arias Cañete es, probablemente, la persona que más ha luchado para que, si el PP llegaba al poder, se recuperase el Ministerio de Agricultura. En «justo pago», el flamante presidente del Gobierno debe haber pensado algo así como «puesto que me has dado tanto la tabarra, ahora te vas a ocupar tú de ese muerto». Y es que, tal y como están las cosas, el nuevo departamento de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente es un potro de tortura en el que rara vez hay una alegría. Arias responde a lo que este Ministerio necesita, por lo menos en la vertiente agroalimentaria. Con la reforma de la PAC en puertas, es necesaria una persona que conozca la materia y la forma de moverse en Bruselas. En su caso esto es incuestionable, dada su experiencia en el periodo de ministro (2000-2004) y, antes, en los muchos años que se pasó entre Bruselas, Estrasburgo y Luxemburgo como eurodiputado. Experiencia que se manifiesta en una amplia agenda de contactos, no sólo de carácter agrario, sino al más alto nivel europeo, que habrían sido de gran utilidad como ministro de Asuntos Exteriores.  Además, habla a la perfección francés e inglés y se defiende en alemán. Algo que no se debe desdeñar en estos momentos. Del acuerdo sobre la reforma de la PAC dependerá la cantidad de dinero que llegará al sector agroalimentario español a partir de 2014. Entre los asuntos urgentes, se ocupará también del sector pesquero y del conflicto suscitado a raíz de la no ratificación de la prórroga del acuerdo entre la UE y Marruecos. Las organizaciones ecologistas dirán que ha ganado el lobby agrario. Si las competencias en materia de agua siguen en este departamento, será el segundo con mayor volumen de inversión después de Fomento.

 

LOS RETOS
1.- Política agraria europea

Acudir a Bruselas a defender los intereses del campo español en el nuevo texto de Política Agraria Europea.
2.- Pesca en Marruecos
Tendrá que conseguir que los pescadores españoles puedan volver a faenar en terreno marroquí.
3.- PACTO DE ESTADO EN MATERIA DE AGUA
Para garantizar el derecho a  un agua suficiente y de calidad, atendiendo a las reservas estratégicas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas