El PP se distancia del presupuesto de Mas

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, durante su rueda de prensa de ayer
La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, durante su rueda de prensa de ayer

BARCELONA- El PP se ha mostrado en todo momento dispuesto a negociar con el Govern los presupuestos de 2012, como ya hizo este año. Sin embargo, no ve con buenos ojos que el Ejecutivo de Artur Mas planee aumentar los impuestos para mejorar sus ingresos y, por eso, ayer marcó distancias. La maniobra de alejamiento del PP deja en el aire quién va a ser el socio de Mas, aunque los populares confían en hacer valer su peso en Madrid para llevar el agua a su molino.

«Rechazamos la decisión del Govern de incrementar la presión fiscal en Cataluña mediante la creación de la tasa sobre recetas farmacéuticas, el impuesto de actividad turística, y mediante la subida del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados», subrayó ayer la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, antes de anunciar que su grupo presentará una enmienda a la totalidad a la ley de acompañamiento de los presupuestos. También el PSC y ERC lo harán. Este proyecto es el que incorpora la tasa turística, el copago sanitario, el aumento del impuesto sobre la gasolina y la subida del canon del agua, entre otras medidas.

La recaudación
El PP considera que es «un grave error» tomar este camino porque acabará perjudicando a la economía. «No queremos un Govern que abandone el camino de la recuperación y la creación de empleo. Cualquier modificación de la política fiscal o tributaria, en estos momentos de profunda crisis, debe estar pensada para incentivar la actividad, no para recaudar más dinero», dijo.

El Govern confía en recaudar 720 millones de euros extras con las nuevas medidas, de los cuales 272 procederían de la tasa turística, del copago sanitario y del impuesto sobre actos jurídicos. Estos tres son los que el PP ha colocado en su punto de mira, los que no piensa aceptar. «272 millones de euros representan ni el 1 por ciento del presupuesto de la Generalitat, pero genera perjuicios muy graves con efectos muy negativos», advirtió Camacho.

Los populares se sienten ahora como los únicos defensores en Cataluña de no aumentar los impuestos. «Y lo vamos a asumir con toda coherencia», aseguró la presidenta del PP catalán. Sánchez-Camacho aboga por profundizar en las medidas de austeridad y por intensificar los planes de racionalización de las empresas públicas.

El período para presentar enmiendas a la totalidad a la ley de presupuestos acaba hoy. De ahí la iniciativa del PP de presentar una enmienda a la totalidad que, asegura, no significa que no haya margen para le negociación. La fecha límite para los presupuestos no es, en cambio, hasta el día 16 de enero.

 

El «lío» de las consultas populares
Tal y como era de esperar, el PP reaccionó de forma crítica a la última iniciativa impulsada por el Govern de aprobar un proyecto de ley de consultas populares que, según dijo el portavoz Francesc Homs, permitirá incluso que la ciudadanía legimite a la Generalitat para plantear una reforma de la Constitución y preguntar por la independencia. «No se debería dedicar tiempo y dinero a cuestiones que no resuelven los problemas de los catalanes», dijo la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho. Y añadió: «El Govern cae en las mismas políticas que el tripartito: generar conflictos y problemas que no interesan para distraer la atención».