La primera redada en el macroburdel de La Jonquera acaba con 5 detenidas

El burdel «Paradise» está considerado uno de los mayores prostíbulos que existe en toda Europa.

El macroburdel «Paradise» de La Jonquera sólo llevaba nueve días en funcionamiento
El macroburdel «Paradise» de La Jonquera sólo llevaba nueve días en funcionamiento

Barcelona- Una semana después de su apertura, el «Paradise», el polémico macroburdel de La Jonquera (Girona), vivió su primera redada. El resultado: cinco mujeres brasileñas detenidas por infringir la Ley de extranjería. Un operativo de la Unidad Contra las Redes de Inmmigración y Falsifcación (UCRIF) de la Policía Nacional irrumpió durante la madrugada de ayer en el prostíbulo y procedió a la identificación de 188 clientes del local y 125 mujeres que presuntamente estaban ejerciendo la prostitución, en el que está considerado uno de los mayores burdeles de Europa.
De ahora en adelante está previsto que a las cinco mujeres detenidas se les incoe un expediente de expulsión. Mientras, el juzgado de guardia deberá determinar si deben internar en un centro de internamiento de extranjeros hasta que se efectúe la expulsión, según informó la agencia Efe.
La Policía Nacional tiene intención de llevar a cabo nuevos operativos en el burdel parecidos al de la madrugada de ayer. No en vano, el propietario del local, José Moreno, ha sido detenido en varias ocasiones por delitos relacionados con la prostitución, contra los derechos de los trabajadores y por blanqueo de capitales. Actualmente se encuentra en libertad con cargos por su implicación en una red de tráfico de mujeres y hombres. Las víctimas, también de nacionalidad brasileña, eran obligadas a prostituirse en varios pisos y en los otros dos burdeles que Moreno posee en la provincia de Girona.
El pasado 21 de octubre, el «Paradise» abrió sus puertas ante las críticas de los vecinos y la oposición del Ayuntamiento de esta localidad gerundense. Pese a que el Consistorio de La Jonquera había intentado frenar la apertura del burdel amparándose en el historial delictivo de Moreno, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) forzó al alcalde de esta localidad, Jordi Cabezas, a entregar las licencias para la apertura del «Paradise».
El macroburdel de La Jonquera cuenta con 2.700 metros cuadrados y 80 habitaciones. Además, dispone de dos salas, una de ellas privada con entrada exclusiva para los clientes VIP. Se calcula que en sus instalaciones pueden ofrecer servicios sexuales hasta 200 chicas.
Coincidiendo con la operación policial contra el prostíbulo de La Jonquera, la consellera de Acció Social, Carme Capdevila, volvió a insistir en la conveniencia de reabrir el debate sobre la regulación de la prostitución. Capdevila tachó de «irresponsabilidad» rehuir este debate y añadió que «en la próxima legislatura el debate de la prostitución no se puede obviar». La consellera republicana consideró que la mejor vía sería conseguir el consenso de todas las formaciones catalanas, para que, a posteriori, se pueda solicitar una reforma de la Ley estatal referente a la regulación del mercado laboral.


Regulación en los prostíbulos
Lo cierto es que levantar un burdel en Cataluña no es ilegal, de hecho, cuenta con una regulación propia que no existe en el resto de España. Un decreto regula este tipo de locales como establecimientos de libre concurrencia en los que se ejerce la prostitución. Lo que permite, en teoría, exigir unas condiciones laborales y sanitarias mínimas. La norma también afecta a los horarios. La hora de apertura fijada son las 17.00 horas y el cierre, a las cuatro de la madrugada. Este se ve ampliado hasta las cinco de la mañana los viernes, sábados y vísperas de festivos. La entrada de menores en estos locales está tajantemente prohibida. Estos locales tendrán que contar como mínimo con un vigilanteguridad. A partir de que el aforo supere las 50 personas será obligatoria la presencia de, al menos, dos vigilantes.