El paro sin vacaciones

Este año sólo tendrá cuatro meses de bajadas consecutivas del paro. Agosto romperá con la tendencia bajista del desempleo, que tras cuatro meses consecutivos de descensos volverá a «subir en agosto». Así lo afirmó ayer el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, en una entrevista en la Cadena Ser, en la que aseguró que «el paro crecerá, aunque en menor medida que en el mismo mes del año pasado», cuando el desempleo aumentó respecto a julio en 61.083 personas.

Valeriano Gómez da por cerrado el ciclo de buenos datos de desempleo en España
Valeriano Gómez da por cerrado el ciclo de buenos datos de desempleo en España

El mes de agosto es uno de los preferidos para irse de vacaciones, pero para muchos estas «vacaciones» se hacen obligatorias cuando se acaban sus contratos, y los datos así lo corroboran. Al contrario de lo que se pueda pensar al contrastarlo con el aumento del turismo en verano, durante la última década, desde 2001 hasta 2010, agosto sólo ha traído disgustos en materia laboral, ya que la media de despidos se ha situado en 48.653 personas, y el incremento va a continuar este año.

El desempleo en agosto ha sufrido repuntes desde 2008, año en el que se marcó un antes y un después por a la crisis económica, que reflejada sólo en términos de desempleo y tomando como referencia el mes de agosto disparó los números del paro.

Entre 2002 y 2006, la media de despidos se situó en 27.329 personas, mientras que en los últimos tres años, a falta de que el próximo viernes se conozcan oficialmente los datos de 2011, los despidos se triplicaron y la media alcanzó los 83.051 parados, siendo el mayor repunte el registrado en 2008, con 103.085 parados más en agosto que en julio. Agosto puede ser considerado el mes «negro», o como lo ha denominado Valeriano Gómez, un mes «malo» para el empleo en los últimos diez, quince años, «porque hay ciertas prácticas empresariales por las que se rescinden contratos y luego se vuelven a producir». Como aclaró el ministro, «se suele aprovechar agosto para rescindir contratos y volverlos a hacer pasado el mes, ya que es una forma de obtener el pago de las vacaciones a costa del Servicio Público de Empleo», algo que según Gómez, «está perseguido y castigado».

Actualmente, y según los datos de las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo, el paro registrado en España en julio ascendió a 4.079.742 personas, una cifra que, aunque bajó en ese mes en 42.059 personas, principalmente por los contratos temporales, volverá a incrementarse en agosto y seguirá así una serie consecutiva que empezó en 2009: en julio baja el paro y en agosto sube.

Moderación salarial
Valeriano Gómez también se refirió a la moderación salarial. El ministro afirmó que «es más apropiado hablar de un gran pacto de rentas», donde además de moderar los salarios se moderen los beneficios empresariales y los márgenes de distribución.
Gómez señaló que si el acuerdo entre sindicatos y empresarios sólo se centrara en dicha moderación salarial «al final, legítimamente, los trabajadores dirán que por qué son ellos los únicos que colaboran en el proceso». Confiando en que se llegue a alguna conclusión sobre la negociación colectiva antes de las próximas elecciones, cuya vigencia acaba en 2012, Gómez reconoció que «los agentes sociales siempre han tenido más facilidad de encontrar acuerdos sobre grandes reformas laborales en situaciones de auge que en periodos de crisis».

En cuanto a la recién aprobada reforma laboral, el ministro explicó que el nuevo contrato de formación y la suspensión de los dos años en el límite de la contratación temporal «pretende dar respuesta a los más de 700.000 jóvenes en paro que no tienen ni siquiera la enseñanza secundaria obligatoria».


Una situación «letal», según el PP
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tildó ayer de «muy grave» que el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, señale que el paro subirá en agosto, aunque menos que hace un año. A su juicio, estas palabras ponen de manifiesto que el Gobierno «está a la deriva» y ha dejado a España en «una situación letal». En palabras de Cospedal: «El anuncio del ministro es una noticia de extrema gravedad», porque agosto suele ser un mes en «el que hay más personas que nunca trabajando en España». Por tanto, para la dirigente del PP, un mal comportamiento en los datos de desempleo de este mes es un asunto grave «que el Gobierno debería explicar inmediatamente».