Otra filial de Comsa Emte presenta un ERE que afecta a 192 personas

BARCELONA- Comsa Emte abrió el melón de los despidos la semana pasada y ahora le toca el turno a otra de sus filiales. Si la constructora catalana decidió prescindir de 430 trabajadores, Emte Sistemas suspenderá durante un máximo de cinco meses los contratos de 192 de las 409 personas que trabajan en esta compañía en toda España.

Emte Sistemas está especializada en tecnología, sobre todo en sistemas de control y comunicaciones, en la integración de sistemas de navegación aérea y marítima y en sistemas aeroportuarios. Como en el caso de Comsa Sau, que se dedica a la construcción y mantenimiento de líneas ferroviarias, carreteras o puertos, fuentes del grupo justificaron el ERE temporal por el descenso de la actividad y de los contratos.

Se da la circunstancia, sin embargo, de que a lo largo del pasado año el grupo presidido por Jorge Miarnau incrementó su facturación un 21 por ciento, hasta los 2.160 millones de euros, de los que alrededor del 60 por ciento de los ingresos fueron obtenidos en nuestro país.

El expediente de suspensión temporal de contratos afectará, según fuentes sindicales, a los centros de trabajo de Cornellá y Martorell, ambos de Barcelona; al de Vigo, al de Valencia de la Concepción (Sevilla), al de Figueruelas (Zaragoza), al de Aldemayor de San Martín (Valladolid) y al de Príncipe de Vergara y Coslada (Madrid). No obstante, fuentes de la compañía precisaron que, de estas 192 personas, unas 150 corresponden a Cataluña, y subrayaron que aunque el ERE temporal es por un máximo de cinco meses, el intervalo de aplicación de esta medida está entre el mes y los cinco meses.

La semana pasada, la compañía anunciaba un ERE para el brazo constructor, Comsa, que afectaba a 289 trabajadores. Además, preveía no renovar el contrato a otras 132 personas. Por lo que, finalmente, prescindía del 35 por ciento de la plantilla. Otra de las filiales del grupo, IPT, especializada en redes y sistemas de telecomunicaciones, tiene previsto aplicar un despido colectivo que podría llegar a afectar a 45 de sus 191 trabajadores. Finalmente, otra de sus firmas, Emte Mechanical Engineering, está negociando también un ERE temporal.