EQUILIBRIO

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El equilibrio vaginal se altera con frecuencia. Por la bajada de las defensas, la ropa, la higiene, los antibióticos, cambios hormonales, estrés, las propias fluctuaciones del ciclo, los gérmenes, los anticonceptivos hormonales o un tratamiento intravaginal.Las vaginitis bacterianas son inespecíficas, pero también se han atribuido a gérmenes como Corynebacterium, Haemophillus y Gardnerella. Más que una vaginitis, se trata de un trastorno de la flora bacteriana que ocasiona la pérdida de los lactobacilos y la proliferación de bacterias anaerobias. Es la «infección» vaginal más frecuente. Su causa es poco conocida, pero se piensa que la alcalinización de la vagina por el semen o los lavados vaginales juegan un papel importante. Una vez alterada la flora, es difícil restaurarla y la recidiva de la vaginitis es frecuente. Esta semana, los doctores A. Cano (Valencia), C. Navarro (Granada) y A. Navarro, director médico de Casen Fleet, informarán sobre el uso en la práctica clínica y la investigación clínica de Muvagyn. Este nuevo probiótico vaginal contiene dos cepas del lactobacillus, el rhamnosus y el gasseri, seleccionados debido a sus propiedades en la regeneración y mantenimiento de la flora vaginal sana. Sorprende que el nuevo probiótico Muvagyn sea capaz de resistir el metronidazol, la gentamicina y la clindamicina, y que sea efectivo en la prevención de la colonización e infección por cándida albicans. Cosa muy importante, porque una tercera parte de las vaginitis son debidas a hongos. Seguro.