África

Mubarak anuncia que no se presentará a las elecciones

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, anunció hoy que no se presentará a las próximas elecciones presidenciales, programadas para septiembre de este año.Mubarak hizo el anuncio en una discurso que fue transmitido por la televisión pública, al final de una masiva jornada de protestas contra su régimen, que comenzó en 1981.


"Os digo con toda sinceridad que, a pesar de las actuales circunstancias, no tenía intención de participar en las próximas elecciones", afirmó Mubarak.
"He agotado mi vida sirviendo a Egipto y su pueblo", añadió
También dijo que pedirá al Parlamente que cambie la legislación que fija las condiciones para poderse presentar como candidato presidencial.
El actual esquema, por ejemplo, impide que pueda aspirar a la Presidencia el premio nobel de la paz Mohamed el Baradei.
También señaló que pedirá al Parlamento que dé curso a las impugnaciones presentadas por los resultados de las últimas elecciones legislativas, en noviembre y diciembre pasado, que se desarrollaron con múltiples denuncias de fraude

Tras la petición de Obama
Según fuentes diplomáticas anónimas de Washington y el Cairo, citadas por el diario, Obama le pidió a Mubarak a que no busque la reelección, lo supondría que Estados Unidos retira su apoyo a su aliado árabe más estrecho en la región.

El mensaje de Obama a Mubarak fue transmitido por Frank G. Wisner, un ex diplomático con fuertes vínculos a Egipto, según las fuentes citadas por el diario.
Sin embargo, la intención del mensaje de Wisner no era forzar la salida de Mubarak del poder sino un "firme consejo de que abra una vía para un proceso de reforma que culmine en unas elecciones libres y justas en septiembre para elegir a nuevo líder egipcio", dijo The New York Times.

Agregó que, por ahora, no está claro si la Administración Obama apoya que Mubarak entregue las riendas del poder a un gobierno de transición, compuesto de líderes de la oposición -posiblemente bajo el liderazgo de Mohamed ElBaradei-, o un gobierno interino dirigido por miembros del régimen actual.

Wisner, amigo de Mubarak, se encuentra de regreso a Washington tras cumplir una misión para "mantener el diálogo"abierto, según una fuente cercana al ex diplomático, dijo el diario. El estallido social comenzó el martes de la semana pasada y desde entonces decenas de miles de manifestantes incluso han desafiado el toque de queda para salir a las calles y exigir que Mubarak abandone el poder.

La Casa Blanca ha retrasado hoy su acostumbrada rueda de prensa diaria pero no ha explicado los motivos.