MENÚ
jueves 24 enero 2019
06:38
Actualizado

El presidente argumenta que «si vivimos más, tenemos que trabajar más», aunque podrá ser «flexible» en función del periodo cotizado. Mantiene la incógnita sobre su sucesor

Zapatero avisa: «La jubilación a los 67 años es inamovible»

Era el asunto del día y el presidente del Gobierno fue rotundo acerca del comunicado de ETA: «No sirve, tiene que dar pasos mucho más contundentes y definitivos», al tiempo que advirtió de que el Ejecutivo no va a permitir «ningún engaño».

  • El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fue entrevistado por la directora de Informativos de Antena 3, Gloria Lomana
    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fue entrevistado por la directora de Informativos de Antena 3, Gloria Lomana
  • José Luis Rodriguez Zapatero, acompañado por la directora de informativos de Antena 3, Gloria Lomana
    José Luis Rodriguez Zapatero, acompañado por la directora de informativos de Antena 3, Gloria Lomana
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

10 de enero de 2011. 21:36h

Comentada
Madrid. 11/1/2011

Entrevistado anoche por Gloria Lomana, directora de Informativos de Antena 3, José Luis Rodríguez Zapatero señaló que se trata de un comunicado «insuficiente, sólo esperamos la disolución definitiva», así como que «la lucha se va a mantener, igual que la unidad de los demócratas». Para el presidente, «sólo el vale el fin definitivo de la banda terrorista». Al insistir la entrevistadora sobre si volverá a haber negociaciones con ETA, Zapatero dijo que «no habrá ningún tipo de diálogo, no tienen nada que hacer, sólo abandonar las armas».

En sus primeras manifestaciones tras el anuncio del alto el fuego, el jefe de Ejecutivo  dejó claro que el Gobierno y las Fuerzas de Seguridad «no bajarán la guardia». «Por supuesto que seguirán las detenciones y que continuaremos con la persecución de aquéllos que no   respeten las leyes», avisó.

El comunicado de los terroristas no ha provocado frustración en el presidente porque, según aseguró, «sabemos que una organización que ha sembrado tanto terror durante más de 40 años, hasta que veamos el fin va ser un proceso duro, difícil». No obstante, afirmó que «estamos en el horizonte, pero nos costarátiempo y debemos mantenernos unidos».
 
También quiso dejar claro que no se presentará a las elecciones municipales de mayo ninguna formación que no rechace la violencia, ya que la Ley es muy estricta en ese sentido.  Se refirió de forma explícita a Batasuna, a quien advirtió de que, para tener alguna posibilidad, o ETA abandona las armas o ellos condenan y rechazan a la banda terrorista.  Eso es lo que, sin duda, aplicarán los tribunales, que «son a quienes en última instancia corresponde dirimir sobre partidos, legalidad y candidaturas», recordó.

Otro de los asuntos más debatidos en las últimas semanas ha sido si piensa repetir por   tercera vez como candidato del PSOE y, en caso contrario, quién será el elegido. Pese a la insistencia de la entrevistadora, el presidente se resistió a dar ningún nombre. «Hay que esperar», explicó, «a que llegue el momento oportuno», cuando esa decisión «no entorpezca el compromiso de lo que debemos llevar a cabo», cumplir «las reformas para tener un horizonte de prosperidad». Sí avanzó que el anuncio se hará «ante el partido», y que lo decidirá «por razones de convicción, donde tienen que ver razones personales y razones políticas».

Lomana le dio los nombres y le mostró imágenes de Rubalcaba, Blanco, Chacón y Patxi López como posibles candidatos, a los que alabó «su gran trabajo». Del lendakari dijo, además, que está haciendo una «gran tarea de contribución» para el final de la violencia de ETA. Pero insistió en «esperar a que las cosas discurran de manera natural» para despejar la incógnita del relevo.


Todo, «en su momento»
La entrevistadora sacó a colación una reciente encuesta que daba como favorito al vicepresidente primero y ministro del Interior, que era apoyado también por el ex presidente Felipe González, pero volvió a ser en vano. «Cuando llegue el momento», repitió,  «respeto las encuestas, pero la decisión será en su momento».

Más tarde, aventuró que las elecciones generales serán «cuando toque». «El Gobierno tiene un mandato y lo vamos a cumplir», recalcó. Su intención es, además, aprobar un Presupuesto para 2012.  

Sobre la situación de crisis económica, Lomana le preguntó por la reunión que hoy abordará el presidente con los sindicatos. Éste se refirió a dos temas «fundamentales»: en primer lugar, la reforma de las pensiones, «el diálogo que estamos llevando a cabo» y, a continuación, sobre la necesidad de «acelerar el proceso de fusion de las cajas para fortalecer nuestro sistema financiero y generar confianza y solvencia».

Zapatero señaló que los 67 años deben ser la «edad de referencia para tener derecho a jubilarse», pero admitió que será posible dejar de trabajar antes dependiendo del periodo de cotización, que «lógicamente tendrá que ser mayor» que en la actualidad.

«Si vivimos más, tenemos que trabajar más» y «si hay más personas» y garantizar las pensiones «genera más coste», también será necesario cotizar más, apuntó el presidente, quien añadió que el Gobierno seguirá buscando el acuerdo con los sindicatos.

Un acuerdo que, admitió, no es fácil, pero valoró la disposición que también tienen las organizaciones de los trabajadores para seguir dialogando, además de señalar que el acuerdo de pensiones, junto con otros que afectan al conjunto de la economía, deberían ser «acuerdos de Estado» en los que estuviesen presentes no sólo los sindicatos, sino también los empresarios y las fuerzas políticas.

Eso sí, el presidente no quiso en ningún momento reconocer que se había alejado de sus ideas y que se había distanciado de ese socialismo: «El nivel de cohesión social es muy razonable», señaló. «Estoy siendo fiel a mi ideología». Pero apuntó, en relación a la congelación de pensiones –salvo las mínimas– que «una parte de pensionistas han de contribuir a controlar el gasto».

También restó importacia a la pérdida de credibilidad de España para los mercados internacionales. En opinión de Zapatero, «desde la crisis de Grecia, que ha sido ayudada, y luego con Irlanda, se ha extendido cierta desconfianza en varios países. No sólo en España, también en Italia, Bélgica, Portugal...». Por ello, dejó claro que «cada país tenemos que hacer nuestros deberes y nuestras reformas».


«Lo que cuenta son las urnas»
Sobre las últimas encuestas que tan malos resultados dan a los socialistas, el presidente aseguró que no se fía. «Lo que cuenta es el resultado en las urnas y no las encuestas». «Las encuestas las respeto, las leo, son opiniones de los ciudadanos...». Pero, «por supuesto que el PSOE, tanto en las autonómicas como en las municipales como en las generales saldrá con toda su fuerza y voluntad para responder a los ciudadanos por qué hacemos lo que hacemos y, de nuevo, pedirles su confianza», señaló.


«Mejor» que en las encuestas
En este sentido, Lomana se refirió a la posible pérdida de feudos socialistas en los próximos comicios de este año y, sobre todo, tras las declaraciones del presidente castellanomanchego, José María Barreda, pidiendo un cambio de rumbo. Zapatero, que trató de matizar sus palabras, apuntó que «estoy convencido de que Barreda será otra vez presidente de Castilla-La Mancha». Y avisó: los resultados «serán mejores de lo que se esta diciendo».

Y para terminar, el presidente del Ejecutivo socialista sólo quiso pronunciar su deseo para el recién estrenado 2011 a petición de la entrevistadora: «Que empecemos a crear empleo».


«Duermo bastante bien»
- «Duermo bastante bien, aunque algún día tengo más dificultad», aseguró el presidente del Gobierno, quien, además, confesó que «aún no sé de qué voy a vivir» cuando acabe su carrera política. Una carrera, dijo, que «respeta» su mujer y que nunca le ha pedido que abandone pese a los malos momentos que ha vivido en todos estos años. Eso sí, tiene claro que «habrá cosas que eche de menos» cuando deje La Moncloa. Tiene claro que «más que el poder son los años los que desgastan».
- Además, el jefe del Ejecutivo aprovechó la entrevista para felicitar a Leo Messi por su Balón de Oro, aunque mostró su preferencia por Xavi, del que dijo es el gran representante de este Barcelona que hace el mejor fútbol».  Del argentino dijo que «es un grandísimo jugador», mientras que apuntó que «Iniesta –otro de los nominados– tiene tiempo por delante» para «ganar uno».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs