El TS rebaja la pena a cuatro «pianistas» de ETA por el retraso de la Audiencia

El injustificado retraso por la Audiencia Nacional en toda la tramitación de la causa seguida contra los «pianistas» de ETA, es decir, quienes se dedicaban a captar a miembros para la banda, ha derivado en que el Tribunal Supremo haya rebajado a dos de esos acusados las condenas de siete a tres años de cárcel, y a otros dos, de seis años a dos años y medio de prisión.

Las dilaciones en el procedimiento culminaron «con tres meses más de retraso en el dictado de la sentencia». En la imagen, sesión del juicio
Las dilaciones en el procedimiento culminaron «con tres meses más de retraso en el dictado de la sentencia». En la imagen, sesión del juicio

Madrid- La causa fue iniciada por Garzón en el año 2004, pero el juicio no se celebró hasta enero de 2010 y la sentencia se dictó en abril del pasado año. Los hechos por los que fueron juzgados ocurrieron entre 1995 y agosto de 2002, por lo que la decisión de la Audiencia se produjo casi ocho años después.
La Sala Penal del Supremo critica a la Audiencia por la «desproporcionada duración de un procedimiento que, en modo alguno, puede justificarse por la complejidad de la investigación o de los hechos objeto de enjuiciamiento».
Incluso, le reprocha que durante más de 21 meses se produjera una «absoluta e incomprensible inactividad procesal». Pero no solamente eso, sino que, además, critica al fiscal, a la Sala que debía resolver sobre la conclusión del sumario y la tardanza en dictar sentencia. Unas dilaciones que, destaca el TS, se produjeron cuando los acusados estaban en prisión provisional, «lo que, indudablemente, agrava su significación».