El fiscal pide 2 millones de multa para Martín Serón

Un momento de la sesión de ayer en la Audiencia de Málaga
Un momento de la sesión de ayer en la Audiencia de Málaga

MÁLAGA- El fiscal del «caso Troya», contra la presunta corrupción urbanística en Alhaurín el Grande (Málaga), retiró ayer la acusación para 18 de los 20 acusados y mantuvo sólo como procesados al alcalde de la localidad, Juan Martín Serón, y al edil de Urbanismo, Gregorio Guerra, por 13 delitos de cohecho, modificando también para ellos al solicitar, en lugar de cárcel, multa de dos millones de euros, con responsabilidad personal subsidiaria de un año de prisión. Además de suspensión de empleo o cargo público por tres años y nueve meses.
La Sección Octava de la Audiencia de Málaga comenzó en septiembre el juicio contra Martín Serón, Guerra, dos asesores jurídicos en el Consistorio y 16 empresarios. La Fiscalía solicitaba para el alcalde cuatro años y medio de prisión y 19 años de inhabilitación para cargo público, al acusarlo de los delitos de prevaricación omisiva y de cohecho pasivo. Para el concejal, por su parte, pedía siete años de cárcel y 21 de inhabilitación por 11 delitos de cohecho pasivo y 14 urbanísticos.
En la sesión de ayer, el fiscal modificó sus conclusiones y retiró la acusación que venía manteniendo contra los empresarios y los funcionarios, a los que el presidente del Tribunal se dirigió para decirles que quedaban «libres y absueltos desde este momento», a lo que añadió que podían «abandonar el banquillo», tras lo que dejaron la Sala. El juicio se retomará el día 16 de diciembre.