Eurocopa

A Italia no le importa sufrir

Doblegó a Irlanda y se clasificó para cuartos gracias al triunfo de España

La historia precede a Italia, cómoda en el sufrimiento y afortunada en el resultado. Sin depender de sí misma, un 2-2 en el Croacia-España les hubiera dejado en la cuneta, la selección transalpina volvió a salir victoriosa de un envite complicado y selló su pasaporte para los cuartos de final de la Eurocopa con una sufrida victoria ante Irlanda (2-0). Tuvieron que esperar los jugadores de Prandelli sobre el césped hasta el final del partido de España, en el que un gol de Croacia hubiera resultado mortal. Pero salieron airosos. La historia se repite.

Con la tranquilidad de no jugarse nada más que el honor, Irlanda salió liberada. Trapattoni dio rienda suelta a sus jugadores y planteó un partido de igual a igual ante sus compatriotas. Situación complicada la suya, ya que podía haber dejado a su propio país sin Eurocopa a pesar de no jugarse nada. Pero las dudas, si es que alguien las tenía, se disiparon bien rápido, al comprobar que Irlanda no daba un balón por perdido.

Tardó casi media hora Italia en darse cuenta de que la clasificación estaba en sus manos y olvidarse del otro partido del grupo. Tenía que ganar y esperar. Si no ganaba, no había nada que hacer. Así que Pirlo asumió el mando y empezó a incrementar la velocidad de circulación del balón ante un rival encerrado, pero que salía a toda mecha en cada recuperación con dos flechas como McGeady y Duff en las bandas. Keane, omnipresente, colaboraba en todas las tareas. Recuperaba y también llegaba al área.

Italia no comenzó a respirar un poco más tranquila hasta que se superó la media hora de juego. Un bullicioso Di Natale se encontraba con el hombro de un defensor, pero el árbitro dejó seguir. En la jugada siguiente, otro defensor sacaba bajo palos un disparo del delantero del Udinese, que después de dos buenos ratos, le robó el puesto en el once a Balotelli. No había respiro y a la tercera llegó el gol italiano. Cassano probó a Given desde lejos y el portero irlandés demostró estar lejos de sus mejores tiempos. A duras penas desvió el balón a córner. Pirlo centró desde la esquina y el propio Cassano, el mejor «azzurro» en ataque, remató a gol. Duff sacó el balón bajo palos, pero ya había traspasado la línea de cal.

Desde que asumió el mando del combinado transalpino, Prandelli está intentando cambiar algunos conceptos del juego. Su apuesta es más vistosa que en tiempos pasados, pero los genes están ahí. Con 1-0, Italia dio un paso atrás en la segunda parte y salió a contemporizar, un escenario en el que se siente mucho más cómoda que llevando el peso del partido a pesar de todo. Irlanda comenzó a tener más el balón pero tampoco tenía muy claro qué hacer con él. Sólo Andrews ofreció cierta clarividencia cuando se acercaba al área de Buffon. Había que chutar. Lo intentó en un par de ocasiones, siendo la segunda de ellas la ocasión más peligrosa de los de Trapattoni en todo el encuentro. Un disparo de falta a diez minutos para el final que hubiera sido letal. Pero el portero de la Juventus estuvo muy acertado.

La entrada de Balotelli en los últimos minutos revitalizó el ataque italiano. Después de un par de intentos, el polémico delantero del City sentenció con un remate precioso de media chilena tras otro córner. Asegurada la victoria, a Italia ya sólo le quedaba esperar que Croacia no empatara en el descuento. Desde el césped, llegaron las noticias de Gdansk. Los cuartos le esperan.

 

Bonucci evita otro incendio de Balotelli
Mario Balotelli es incorregible. Excelso con un balón en los pies, su cabeza le pierde. De sangre caliente, el delantero del City ha visto manchada su carrera por numerosos incidentes. Ayer volvió a lograr un golazo, dejando patente su calidad, a pesar de que le tocó salir desde el banquillo por primera vez en esta Eurocopa. Enfadado con el mundo, Balotelli comenzó a maldecir nada más marcar, pero Bonucci se acercó rápidamente y le tapó ostentosamente la boca. El defensa juventino evitó así que dijera cualquier barbaridad y le ahorró un problema.

.
-- Ficha técnica:
2 - Italia: Gianluigi Buffon, Ignazio Abate, Andrea Barzagli, Giorgio Chiellini (Leonardo Bonucci, m.57), Federico Balzaretti, Andrea Pirlo, Claudio Marchisio, Thiago Motta, Daniele De Rossi, Antonio Di Natale (Mario Balotelli, m.75) y Antonio Cassano (Alessandro Diamanti, m.63).
0 - República Irlanda: Shay Given, John O'Shea, Richard Dunne, Sean St. Ledger, Stephen Ward, Aiden McGeady (Shane Long, m.65), Glenn Whelan, Keith Andrews, Damien Duff, Kevin Doyle (Jon Walters, m.76) y Robbie Keane (Simon Cox, m.86).
Goles: 1-0, m.36: Cassano; 2-0, m.90: Balotelli.
Árbitro: Cuneyt Cakir (TUR). Expulsó por doble amonestación de Andrews (m.89) y mostró tarjeta amarilla a Balzaretti, Buffon y De Rossi, de Italia y a Andrews y O'Shea, de Irlanda.
Incidencias: encuentro correspondiente a la tercera y última jornada del Grupo C de la primera fase de la Eurocopa 2012 disputado en el estadio Miejski de Poznan (Polonia) ante 38.000 espectadores.