Atlético de Madrid

Raúl García en el rol de Falcao (0-1)

El navarro marca en la primera parte el gol que da el triunfo al Atlético en Cornellá. Los de Simeone, de más a menos ante un confuso Espanyol

Raúl García, en el rol de Falcao  (0-1)
Raúl García, en el rol de Falcao (0-1)

Cuando el Espanyol deambulaba por su el terreno de juego, tras el gol de Raúl García, anoche en el papel de Falcao, el Atlético no supo rematar la faena, no se aprovechó de la confusión que reinaba en el equipo de Pochettino y dejó el partido abierto. Y en la segunda parte, los españolistas tiraron de orgullo y casta para equilibrar el juego, para probar a Courtois en un par de ocasiones y para confirmar que son un bloque justito, que todavía no conoce la victoria y que si no sufre una transformación grande lo va a pasar mal esta temporada.
Lo contrario que le ocurre al Atlético. A los de Simeone todo se les pone de cara. Cuando juegan bien marcan y cuando se refugian y se atrincheran delante de su portero consiguen salir indemnes. El equipo trabaja, defiende y pelea hasta el final. Unas veces jugando muy bien y otras, como sucedió ayer, apelando al trabajo, al desgaste físico y al pelín de suerte que otras veces no ha tenido. Así es el fútbol y cuando eres segundo y todo funciona, hasta los dioses de la fortuna se convierten en tus aliados.

Y eso es lo que le pasa al Atlético, que se presentó en Cornellá –donde nunca había ganado en sus cuatro visitas anteriores– sin su estrella y pichichi Falcao. El colombiano se quedó en Madrid y Simeone planteó el partido con Diego Costa como referencia ofensiva y Raúl García, Arda y Koke por detrás. Para que fueran Mario Suárez, cada vez más entonado, y Tiago los encargados de frenar al rival y mantener el equilibrio. Los rojiblancos salieron muy concentrados, muy metidos en el partido, y el Espanyol no dio señales de su existencia. Diego Costa y Raúl García ponían a prueba a Cristian Álvarez y fue el navarro el que a la media hora aprovechó un centro de Juanfran para rematar de cabeza y adelantar a los suyos.
Trabajaba bien el Atlético y el Espanyol no encontraba su sitio, aunque Verdú quería poner orden y hacer la transición con lógica para alimentar a Longo y Simao. El ex rojiblanco no lució y fue sustituido en el descanso por el combativo Stuani. Antes, Pochettino dio por orden telefónica –siguió el partido desde el palco al estar suspendido– que Rui Fonte supliera a Cristian Gómez.

El Atlético tuvo mando en plaza en el primer tiempo, en el que Koke pudo hacer el segundo, y se fue cayendo a medida que el Espanyol apeló a la raza y al balón largo. Sufrió en dos faltas laterales, Courtois espabiló a un cabezazo de Stuani y a un remate de Longo. El partido tenía otra cara, además, se habían ido Koke y Arda, renqueante, y el Atlético ya no tenía la pelota. Perdonaron Cristian Rodríguez y Adrián cuando el choque estaba muy equilibrado y hubo sufrimiento por parte rojiblanca. Los de Simeone , agarrados a su trabajo, a su firmeza defensiva –bien Miranda y Godín– sacaban otro partido adelante para seguir la estela del Barça.


FICHA TECNICA.
--RESULTADO: ESPANYOL, 0 - ATLETICO DE MADRID, 1. (0-1 al descanso).
--ALINEACIONES.
ESPANYOL: Cristian; Forlín (Tejera, min.66), Héctor Moreno, Rodríguez, López; Gómez (Rui Fonte, min.34), V. Sánchez, V. Alvarez, Simao (Stuani, min.46), Verdú y Longo.
ATLETICO DE MADRID: Courtois; Juanfran, Godín, Miranda, Filipe; Mario Suárez, Tiago, Arda (Rodríguez, min.59), Koke (Gabi, min.55), Raúl García y Diego Costa (Adrián, min.82).
--GOL.
0-1, min.30 Raúl García.
--ARBITRO: Iglesias Villanueva (C.Gallego). Amonestó a Héctor Moreno (min.43), Stuani (min.47) y Forlín (min.59) por parte del Espanyol. Y a Arda (min.58), Raúl García (min.66) y Diego Costa (min.66) por parte del Atlético
--ESTADIO: Cornellá-El Prat.