Así se pesca en las redes sociales

El padre Roderick Vonhogen se «coló» en el Vaticano, aprovechando su condición de sacerdote, para narrar en «podcasts» todas las reacciones en torno a la muerte de Juan Pablo II. Jo-Anne Rowney, de la oficina de prensa de la Abadía de Westminster, informó de la llegada de Benedicto XVI a través de su Twitter. Y la madre Kristen, de la comunidad Siervas del Hogar de la Madre, fue designada «webmaster» de la web oficial de la JMJ.

El padre Roderick, Jo-Anne Rowney y la madre Kristen, junto al equipo responsable de redes sociales de esta JMJ
El padre Roderick, Jo-Anne Rowney y la madre Kristen, junto al equipo responsable de redes sociales de esta JMJ

Todos ellos acudieron ayer al iCAT, el gran encuentro de redes sociales de la JMJ, que congregó a cientos de peregrinos en el madrileño Palacio de los Deportes. ¿Su objetivo? Poner «cara» a todos aquellos que han hecho de internet un medio evangelizador.

Para explicar el poder de las nuevas tecnologías y la importancia que tienen hoy a nivel religioso, el padre Roderick utilizó un ejemplo muy ilustrativo. «Es como el ‘‘truco del sandwich''. Si un niño no quiere comer verdura, entre dos rebanadas de pan le pones carne y tomate, pero también lechuga, cebolla... Así hay que actuar en las redes sociales. Ése es el poder que tienen. Compartimos nuestra fe a través de ellas», dijo.