Asia

Corea del Norte envía globos con propaganda al Sur por primera vez en doce años

El régimen norcoreano ha enviado a Corea del Sur globos con propaganda contra el Gobierno de Seúl por primera vez en 12 años, aparentemente para intensificar su retórica belicosa contra el país vecino, informó hoy el Ministerio de Defensa surcoreano.

Soldados surcoreanos encontraron esta semana cerca de la zona fronteriza unos 16.000 globos cargados de panfletos en los que se condenan recientes acciones del Gobierno del presidente, Lee Myung-bak, al que también acusan de cooperar con EEUU para llevar a cabo operaciones de boicot dentro del país comunista.


Es la primera vez que Corea del Norte emplea este método de propaganda desde que las dos Coreas acordaron detener la llamada guerra psicológica en las zonas fronterizas en la cumbre celebrada en 2000 entre el expresidente surcoreano Kim Dae-jung y el recientemente fallecido líder norcoreano Kim Jong-il.


"Aparentemente Corea del Norte ha enviado los folletos para reivindicar la legitimidad del régimen. En estos momentos estamos realizando análisis para intentar descifrar sus intenciones", explicó, en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap, el portavoz del Ministerio de Defensa, Kim Min-seok.


De entre los panfletos encontrados, el Ministerio destaca aquellos que acusan a Seúl y Washington de contratar a disidentes norcoreanos para destruir estatuas del "presidente eterno"y fundador de Corea del Norte, Kim Il-sung.


Pyongyang anunció el pasado 16 de julio que había arrestado a estos "saboteadores", al tiempo que Estados Unidos y Corea del Sur negaron cualquier implicación en el asunto.
Los panfletos también condenaban la reciente detención de un activista pro-unificación que retornó al Sur tras visitar el Norte sin permiso del Gobierno, lo que supone una violación de la ley de seguridad nacional surcoreana, que prohíbe los desplazamientos no autorizados al estado comunista.


El envío de propaganda se produce en un momento en el que el régimen estalinista ha endurecido su retórica para con Corea del Sur aparentemente para fortalecer en los últimos meses la imagen del joven líder Kim Jong-un, que fue nombrado mariscal la semana pasada.
Las dos Coreas permanecen técnicamente en guerra debido a que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un armisticio y no un tratado de paz.