Los pisos «soviéticos» de Gómez

Los beneficiarios del Plan Municipal de Vivienda de Parla denuncian deficiencias en los pisos que entregó antes de irse

Un plan elogiado por Trujillo. En 2006, la entonces ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, declaró sobre el Plan Municipal de Gómez: «Ojalá todos los municipios  lleven a cabo iniciativas como ésta»
Un plan elogiado por Trujillo. En 2006, la entonces ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, declaró sobre el Plan Municipal de Gómez: «Ojalá todos los municipios lleven a cabo iniciativas como ésta»

MADRID- «Hemos pasado otro invierno más con estufas y mantas. Y eso que mi casa mide sólo 35 metros cuadrados. Es como vivir en un bloque de la Unión Soviética: con una calefacción que no enfría, barrotes en las ventanas y vallas de metal en la entrada». Quien habla es una vecina de la calle Fuenlabrada, del municipio de Parla. Su caso es sólo un ejemplo de lo que han vivido centenares de vecinos presuntamente «agraciados» con un piso del Plan Municipal de Alquiler, que Tomás Gómez realizó en 2005.
El entonces alcalde de Parla sorteó las viviendas en un acto que tuvo lugar el 19 de febrero de ese año y empezó a entregar llaves a principios de 2008. Sólo unos meses después, en noviembre, dejó el Ayuntamiento para liderar a los socialistas de Madrid.
Se marchó sin atender las denuncias de los beneficiarios de su Plan Municipal; una actitud que imitó su sucesor, José María Fraile, que durante tres años ha ignorado las quejas. Sólo la cercanía de las elecciones y el hecho de que los vecinos de una de las promociones perjudicadas, los de la calle Fuenlabrada, hayan empapelado las fachadas con pancartas contra ambos dirigentes, los ha hecho reaccionar.

Interés «elctoral»
Tras tres años mirando para otro lado, Fraile ha realizado varios informes periciales y ha reclamado a la constructora una solución. «Hasta que no pongan las bombas de calor prometidas y mejoren el aislamiento de los pisos yo no quito mi pancarta», dicen los afectados.
El problema es que los vecinos ya no se fían. «Nos han tenido durante años pasando frío en invierno y asfixiándonos de calor en verano, y a unos meses de las elecciones dicen que lo van a solucionar todo. Vas a ver cómo cuando pase mayo vuelven a olvidarse de nosotros», afirma Juan, otro afectado.
Aseguran, además, que no sería la primera vez que sucede: «Gómez se puso la medalla con el proyecto, pero cuando llegaron los problemas se desentendió». Y es que, antes de abandonar la Alcaldía, el candidato a las próximas elecciones autonómicas organizó un acto con la entonces ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, en el que fue elogiado por su plan.