Los Mossos esperan la orden del juez para desalojar el bloque de Verdum

Los indignados amenazan con «okupar» más pisos que sean propiedad de bancos

El edificio «okupado» está en la calle Almagro del distrito de Nou Barris
El edificio «okupado» está en la calle Almagro del distrito de Nou Barris

Barcelona- Los Mossos d'Esquadra están a la espera de que el juez dé la orden para poder desalojar el edificio «okupado» por indignados en el barrio barcelonés del Verdum. Junto a algunos integrantes del colectivo del 15–M, siete familias pernoctan en este inmueble.

El conseller de Interior, Felip Puig, descartó ayer un desalojo exprés del edificio, situado en la calle Almagro. Puig señaló que en el caso de la «okupación» del Palacio del Cinema de enero –en la que sí hubo desalojo exprés– «todo era para hacer fiesta y para simbolizar una ocupación». «En el bloque de Verdum hay una necesidad de vivienda», matizó. No obstante, aseguró que «haremos lo que nos diga el juez». Puig defendió que en estos casos tiene que haber «una cierta mediación, para buscar soluciones para las familias afectadas».

Siete familias
Los hechos comenzaron tras la protesta de los indignados del sábado. Al final de la manifestación «okuparon» este edificio, y permitieron la entrada de tres familias, que se instalaron en los pisos. El domingo por la tarde otras cuatro familias entraron en la vivienda, con la total complicidad de los indignados, y también pernoctaron en ella.

El inmueble llevaba cinco años vacío, y el motivo es que el constructor y la inmobiliaria que se lo quedó quebraron. El actual propietario denunció el domingo en un juzgado de guardia de Sant Feliu de Llobregat la «okupación», y ahora la decisión corresponde al juez.

Por su parte, los indignados no descartan «okupar» más pisos vacíos que sean propiedad de los bancos para entregar a familias desahuciadas por las propias entidades bancarias después de haberlo hecho en la calle Almagro, explicaron fuentes del colectivo, aunque todo dependerá de cómo funcione esta primera experiencia. Durante estos días, docenas de indignados rodean el inmueble para apoyar a las familias.