OPINIÓN: Los límites sólo sancionan

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La evolución de la siniestralidad en las últimas fechas deja en evidencia, aún más si cabe, la necesidad de una gestión técnica del sistema de Tráfico, de una gestión técnica de la Seguridad Vial, que necesariamente implica el no dejar a los usuarios a merced de su suerte ante decisiones trascendentales que deban tomar a lo largo del proceso de conducción. Un ejemplo de esto sería la gestión técnica de los límites de velocidad acabando con los inútiles límites genéricos (como son los nuevos de 90 y 30 km/h que se pretenden) y con los límites específicos incoherentes, tan inútiles como los genéricos en lo que se refiere a seguridad y economía, y que sólo sirven para sancionar a los usuarios y poner radares. El análisis de la situación a la hora de afrontar decisiones en materia de gestión de seguridad vial implica el disponer de fuentes de información sobre la situación real del sistema de Tráfico, y que esta información esté disponible para todos los operadores implicados y en el menor tiempo posible. A estas alturas aún no se dispone de los anuarios estadísticos del año 2010. Entre tanto y no, seguiremos rasgándonos las vestiduras.
Una apuesta decidida en favor de la implantación de los ITS (Sistemas Inteligentes de Transporte) contribuiría de forma definitiva a una eficaz gestión de la movilidad en la que la Seguridad Vial es un elemento esencial.