Los recortes amenazan la obra social

El Banco de España podrá limitar la dotación anual a la obra social, el reparto de dividendos y las remuneraciones variables de administradores y directivos en las entidades financieras que no alcancen la solvencia exigida en el nuevo real decreto-ley de reforzamiento del sector financiero, publicado ayer en el Boletín Oficial del Estado.

El Banco de España podrá limitar la obra social de las cajas
El Banco de España podrá limitar la obra social de las cajas

Estas limitaciones serán aplicables a las entidades que presenten «coyunturalmente» un nivel de capital principal, cuya insuficiencia sea «menor a un 20 % del mínimo exigido», según el texto de la nueva norma. Esto supondría que el capital principal de la entidad financiera en cuestión estuviese transitoriamente por debajo del 6,4% en el peor de los escenarios.
El Gobierno ha fijado en el 8% y en el 10% los niveles de capital principal que requerirán en el futuro las entidades que coticen en bolsa y las que no tengan socios privados en su capital.
En todo caso, se especifica que estas limitaciones dejarán de aplicarse a partir de la incoación de un expediente sancionador.También se contempla la posibilidad de que el Banco de España pueda exigir a las entidades el cumplimiento de un nivel de capital principal superior al previsto si no lo alcanzan en el escenario «más adverso» de una prueba de resistencia del conjunto del sistema.