El Consell afirma que el plan de ajuste no implicará más impuestos

Fabra reorganiza cuatro Conselleries y reduce un 30 por ciento los puestos superiores. En septiembre, las empresas públicas.

La consellera portavoz, Lola Johnson, tras la reunión del pleno del Consell
La consellera portavoz, Lola Johnson, tras la reunión del pleno del Consell

Valencia- El Consell volvió a reunirse ayer después de las vacaciones para aprobar nuevas medidas de reducción del gasto de la Generalitat. La consellera portavoz, Lola Johnson, anunció la eliminación de hasta un 30 por ciento en puestos de órganos superiores y funcionariales de dirección en cuatro Conselleries: la de Economía, Industria y Comercio; la de Educación, Formación y Empleo; de Justicia y Bienestar Social; y la de Turismo. Se trata de departamentos autonómicos que han sufrido variaciones en su organigrama con respecto a la anterior legislatura.
Estos recortes son el primer paso de los ajustes que llevará a cabo la Generalitat durante los próximos meses para rebajar gasto. Deben ser suficientes para sanear la situación económica, puesto que en ningún caso se contempla el aumento de los impuestos o el copago, sino «medidas de racionalización y de reorganización» que han de garantizar mejor servicio con menos recursos. Con esto ha de ser suficiente incluso para satisfacer las exigencias de los empresarios que reclamaron al presidente Fabra más actuaciones «antidéficit».
El organigrama de las Conselleries afectadas queda recogido en un nuevo reglamento. Así, la Conselleria de Economía, que asume las competencias de Energía y el sector público empresarial, mantiene los ocho órganos superiores de los que disponía anteriormente, aunque reduce un 24,4 por ciento los puestos funcionariales de dirección y un 31,5 por ciento los de servicios. Educación queda con un 25 por ciento menos de órganos directivos; Bienestar Social pasa de 29 a 12 y se suprimen un 7,15 por ciento de puestos funcionariales; Turismo elimina cuatro órganos y reduce un 31 por ciento los funcionarios.
El ahorro que estos recortes suponen no está cuantificado.
El siguiente paso en el plan de ajuste será la supresión y fusión de empresas públicas. Johnson anunció que durante el mes de septiembre se aprobará el decreto ley de régimen económico financiero del sector público empresarial, así como la creación de la corporación pública empresarial valenciana, entidad en la que no estará RTVV ni la Agencia Valenciana de Turismo.
Poco más concretó la portavoz sobre esta cuestión. Eso sí, aseguró que se trata de un plan muy ambicioso, que marcará las reglas generales de todas las empresas públicas y que estos cambios se introducirán en la Ley de Acompañamiento de Presupuestos.
Sobre los recortes de plantilla de RTVV tampoco adelantó cifras. Incidió en que el ente público debe adaptarse a los tiempos que corren y aseguró que la intención del Consell es llegar a un acuerdo con la oposición.