El Supremo advierte de que no hay que «retroceder ni un milímetro» ante ETA

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Madrid- La última tregua de ETA no ha cambiado un ápice el discurso del mundo judicial sobre el terrorismo de ETA. Tanto Carlos Dívar como el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, coincidieron ayer en resaltar que el anuncio de la banda criminal de hacer un parón en sus «acciones armadas ofensivas» no influirá en lo más mínimo en la pugna judicial contra el terrorismo. Dívar fue de lo más explícito al hacer hincapié en que no hay «posibilidad de retroceder ni un milímetro» en el compromiso para «la eliminación de esta lacra».

Conde-Pumpido tampoco dejó lugar a dudas al asegurar que «la novedad, en esta materia, es que no hay novedad». «Digan lo que digan los terroristas y quienes los apoyan, seguimos y seguiremos cegando las vías de la violencia en todos los tramos de su cruel recorrido».

Además, avisó a las formaciones proetarras de que no lo tendrán fácil para burlar a la ley y colarse en las próximas elecciones municipales. «Seguiremos haciendo cuanto el Estado de Derecho nos permita –enfatizó Conde-Pumpido– para que ni los asesinos, ni sus testaferros, ni quienes sirven a sus intereses, usurpen con su presencia las instituciones democráticas». Y todo con el objetivo de «eliminar cualquier resquicio de la Ley que ofrezca ventaja a quienes la desafían».

Dívar elogió el papel de la Audiencia Nacional y del propio Tribunal Supremo en la lucha contra el terrorismo.

En la misma línea, Conde-Pumpido recordó que las 141 detenciones, 40 escritos de acusación contra 111 personas y 49 juicios de ETA resueltos con la condena de 86 acusados «acreditan la solidez del Estado de Derecho». Del mismo modo, destacó las más de 400 diligencias incoadas por la Fiscalía de la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo para borrar de las calles las «desafiantes y patéticas» pintadas y pancartas proetarras.