«Barra libre» de anticonceptivos pese a la bancarrota

No hay un euro. Los servicios de salud autonómicos no pueden pagar sus deudas y sus máximos responsables se ven obligados a recurrir a todo tipo de argucias financieras para salvar a duras penas un ejercicio negro para las arcas sanitarias. A pesar de ello, al final habrá barra libre de anticonceptivos en España.

Los anticonceptivos tendrán financiación del Sistema Nacional de Salud
Los anticonceptivos tendrán financiación del Sistema Nacional de Salud

El Ministerio de Sanidad y Política Social cumplió ayer su objetivo y logró sacar adelante la Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva, un texto que reconoce por primera vez de forma oficial «el derecho de la sexualidad sin reproducción», en palabras de Trinidad Jiménez.

La ministra utilizó esta expresión en la isla de Palma de Mallorca, al concluir la reunión del Pleno del Consejo Interterritorial de Salud. En esa misma reunión consiguió sortear también las escasas voces críticas de algunos consejeros populares, que lamentaron la angustiosa situación económica que sufre el sistema y el contrasentido de incluir en el mismo nuevas prestaciones sin inyectarle fondos adicionales u obtener ahorros en el área farmacéutica, sin entrar en contiendas ideológicas con el Ministerio.

El consejero madrileño Javier Fernández Lasquetty pidió por ejemplo a Trinidad Jiménez propuestas concretas para acabar con la actual «insostenibilidad financiera» del sistema de salud, criticando que en lugar de ello el Gobierno añada más gastos, como sucede con el nuevo documento sexual, informa Ep.

92 millones más en tres años

 Tal y como adelantó LA RAZÓN el pasado viernes, la polémica estrategia aboga por «mejorar el acceso a métodos anticonceptivos» y «consensuar una cartera de servicios comunes para la atención sexual», de acuerdo con Sanidad. Dichos eufemismos encubren, en realidad, la decisión de financiar de forma pública estos productos, de los que sólo en el año 2009 se comercializaron 18,7 millones de envases, por un valor de venta al público de 292 millones de euros. En 2006, las ventas alcanzaron sólo 200 millones, por lo que en sólo tres años se ha producido un incremento de 92 millones de euros.

La financiación de estos productos farmacéuticos, entre los que se encuentran píldoras, anillos vaginales y parches transdérmicos, se desarrollará más adelante a través de un decreto, y supondrá por tanto un importante pellizco a las arcas sanitarias en un momento de déficit. Fuentes farmacéuticas indicaron al respecto que lo más probable es que también se dispare su consumo.

Si a alguien le queda alguna duda del alcance exacto de la medida, la recomendación tercera incluida en la página 45 del documento la despeja totalmente: «Se mejorará la accesibilidad universal a las prácticas clínicas efectivas de planificación de la reproducción, mediante la incorporación de anticonceptivos de última generación cuya eficacia haya sido avalada por la evidencia científica, en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud», remarca.

«Vivencia plena»

El Ministerio de Sanidad afirmó ayer en un comunicado que la estrategia nacional «nace con la vocación de garantizar los derechos sexuales y reproductivos de la población, no sólo en la ausencia de enfermedad, sino en su vivencia plena y satisfactoria», recordando que su aprobación desarrolla la renovada Ley del Aborto, conocida como «Ley Aído».

Esta polémica norma también obliga al Ejecutivo a incluir los anticonceptivos bajo el paraguas del dinero público. La Ministra de Sanidad hizo una especial hincapié en estos hechos al acabar la reunión del Interterritorial.