Un análisis del agua cada diez segundos

Durante sus vacaciones, los madrileños valoran en gran medida la calidad del agua de la capital. Acostumbrados al agua potable de la Comunidad de Madrid, en otras regiones españolas es impensable beber directamente del grifo. Por su parte, el turista que llega a Madrid se sorprende al contemplar la posibilidad de consumir el agua del grifo para uso propio.

La gestión que el Canal de Isabel II realiza del agua se sitúa a la cabeza de toda España
La gestión que el Canal de Isabel II realiza del agua se sitúa a la cabeza de toda España

Una de las claves de la calidad del agua madrileña es, sin duda, la gestión que el Canal de Isabel II está llevando a cabo en la red de aguas. Para realizar eficientemente estas medidas de control, el Canal de Isabel II cuenta con un laboratorio central y nueve periféricos dedicados al agua de consumo. En estas instalaciones se garantiza la seguridad con un estricto programa de vigilancia que se desarrolla desde el abastecimiento de agua hasta su entrega al consumidor en tres niveles de control: en el origen del líquido, a la salida de las instalaciones de tratamiento y durante la distribución al usuario y finalmente en el proceso de depuración. Los datos terminan por confirmar la mejora de la gestión durante los últimos años. El Canal de Isabel II realizó más de 4,5 millones de análisis, un 16 por ciento más que en 2008 (3,8 millones), de los cuales 3,75 millones fueron realizados al agua destinada al consumo humano. Esta cifra supone que, en la Comunidad de Madrid, se realiza un análisis del agua cada 10 segundos.
Además, en los últimos años, la región ha apostado por mejorar el saneamiento de las aguas residuales, un recurso destinado para el riego de las zonas verdes. La inauguración el año pasado del primer laboratorio de Aguas Depuradas del Canal de Isabel II en la Comunidad de Madrid, situado en Majadahonda, beneficia una adecuada conservación de los ríos de la región, garantizando la calidad del agua para los consumidores. No obstante, pese a que la Comunidad cuenta con la mejor gestión de la calidad de agua, no por ello es la más cara. Según un estudio de la OCU (la Organización de Consumidores y Usuarios), la ciudad de Madrid se sitúa en el puesto número 14 con 1,77 euros por metro cúbico en un estudio sobre el precio del agua para un consumo medio de 175 metros cúbicos anuales. Por encima de ella se encuentran grandes urbes como Murcia (2,6), Barcelona (2,02) o Sevilla (1,97).

Reconocimiento de la calidad
El Canal de Isabel II renovó las certificaciones del Sistema de Gestión de Calidad y de Medio Ambiente, efectuadas en mayo de este año por la Entidad de Certificación T~V Reihnland, y que tienen el plazo de vigencia hasta junio de 2014. Estas certificaciones suponen un reconocimiento para la empresa, al mismo tiempo que es una exigencia permanente para el Canal de Isabel II, ya que representa una mejora continua en el desempeño de sus funciones.