Libertad bajo fianza para el artista disidente chino Ai Weiwei

La Policía de Pekín ha confirmado este miércoles que el artista y disidente Ai Weiwei ha quedado en libertad bajo fianza después de confesar los delitos económicos de los que se le acusaba y en consideración a la enfermedad crónica que padece.

Ai se ha comprometido a pagar los impuestos que, según las autoridades chinas, había evadido, informa la agencia de noticias oficial Xinhua, que alude a la "buena actitud"mostrada por el detenido. La Policía ha explicado que la compañía Falso Desarrollo Cultural de Pekín, controlada por el disidente, habría evitado pagar una gran cantidad de impuestos y habría destruido de forma intencionada importantes documentos contables.

La hermana de Ai, Gao Ge, ha asegurado a Reuters que pese a los "rumores"que le habían llegado acerca de la liberación del disidente, no tienen constancia de que ésta se haya producido. "Ai Weiwei todavía no está en casa", ha asegurado Gao, quien ha declarado que no tienen noticias a este respecto de la mujer del artista, Lu Qing.

Ai, de 54 años, fue detenido el 3 de abril en Pekín por agentes de inmigración cuando se disponía a volar a Hong Kong por razones de negocio. El artista, quien ha expuesto en la Tate Modern de Londres y ha participado en la construcción del Estadio Olímpico de Pekín 2008, conocido como el 'Nido de Pájaro', es uno de los muchos disidentes que han sufrido la represión de las autoridades chinas desde que estallaron las revueltas árabes.

El pasado mes de diciembre, como a otros tantos activistas y disidentes, se le prohibió salir del país por temor a que pudiera acudir a la ceremonia de entrega del premio Nobel de la Paz, que fue concedido al opositor encarcelado Liu Xiaobo.