NO a la huelga política

El Sindicato de Estudiantes busca abrir «una lucha contra el Gobierno» a través de la huelga de hoy. Por primera vez en la democracia, la protesta llega a todas las etapas formativas. Encierros en las facultades y pintadas con insultos al ministro Wert centraron la jornada previa. Los socialistas animan a participar activamente en las movilizaciones.> La huelga no servirá de nada: sólo uno de cada cuatro españoles cree que será útil> #lahuelganoeduca se convierte en trending topic en España> José Ignacio Wert, ministro de Educación: «Sin los recortes, los profesores no cobrarían»

MADRID- «Somos de izquierdas, revolucionarios y llamamos a la movilización y a la lucha contra un Gobierno que aplica con gusto los dictados de la gran banca, los especuladores y el poder financiero para preservar los intereses de una ínfima minoría de privilegiados, a costa de ataques constantes contra los derechos y conquistas sociales de millones de personas». Ésta es una de las múltiples frases que utiliza el Sindicato de Estudiantes para movilizar a los alumnos para que acudan a la primera huelga que se organiza en nuestro país que afecta a todas las etapas formativas. La Plataforma Estatal por la Escuela Pública, que está detrás de la movilización, confía en paralizar el sistema educativo en una protesta que afectaría a cerca de 7,5 millones de alumnos de centros públicos, de los que 6 millones estudian en enseñanzas no universitarias. De ahí que en los últimos días se haya hecho un llamamiento a los padres para que no lleven a sus alumnos a los centros como medida de apoyo a las protestas.

«Es la hora de luchar»
Por su parte, los sindicatos estudiantiles calentaron la jornada previa a las movilizaciones con protestas y encierros –que comenzaron al anochecer–. Es el caso de la Universidad de Ciencias Políticas y Sociología de la Complutense, donde se puede leer en una de sus paredes «Wert da asco» o «22M-Estudiantes y obreros: es la hora de luchar». Para justificar las razones de la huelga, han ido más allá de los recortes educativos y han recurrido a la beligerancia, a los recortes de Sanidad y a los problemas de algunas entidades bancarias para lograr un mayor seguimiento en la jornada de hoy. Pero no se han quedado ahí. Tampoco han faltado las descalificaciones en las convocatorias a la movilización. Varios sindicatos de toda España atacaron a medios de comunicación como LA RAZÓN por el simple hecho de dar una serie de informaciones veraces sobre varios de sus representantes, que han utilizado para acusar a este medio de formar parte de una «campaña de criminalización» que, según proclaman, sirvió para indignar a millones de jóvenes y trabajadores de todo el Estado y animarlos a seguir movilizándose contra los ataques del Partido Popular.

Los representantes de los estudiantes, de izquierdas y revolucionarios, amenazan al PP con volver a las movilizaciones en el mes de septiembre y continuar la lucha «a un nivel superior». Esta protesta ha sido apoyada y también promovida desde el PSOE. Es más, ayer, se hizo un llamamiento a la participación, al considerar que los ajustes del Gobierno «dan el toque de gracia a la enseñanza pública y de calidad», a la vez que «dinamitan la igualdad de oportunidades en el acceso a los estudios universitarios y de Formación Profesional».

Sin embargo, no todos los sectores implicados están de acuerdo con la jornada de protesta. La Confederación Nacional Católica de Padres de Alumnos (CONCAPA) calificó ayer de «irresponsabilidad» la huelga, al celebrarse en día lectivo y en época de exámenes, «cuando precisamente necesitan trabajar y esforzarse para finalizar con éxito» el actual curso escolar. También se han desmarcado de la huelga País Vasco y Baleares, que han optado por otro tipo de movilizaciones.

 

Las mentiras de la protesta
1.- LO QUE DICEN LOS CONVOCANTES
Recortes máximos. El principal argumento que esgrimen los sindicatos estudiantiles y de profesores que están detrás de la movilización se basa en la idea de que el Gobierno ha llevado a cabo un recorte presupuestario en materia educativa entre el 30 y el 35 por ciento. Lo cifran en 7.200 millones de euros o, lo que es lo mismo, 800 en presupuestos, 3.000 con los ajustes y 3.400 que se perdieron en años anteriores.

LA REALIDAD
Ajustes contra el déficit. El ajuste que se ha programado desde la Secretaría de Estado de Educación ronda el 14 por ciento. El año pasado el presupuesto era de 2.200 millones de euros. Este año las políticas educativas representan dentro del Ministerio el 60,7 por ciento de los presupuestos, esto es, uno 1.874 millones de euros, 625,6 millones menos. Si se cuentan las partidas no ejecutadas en 2011, la reducción es del 14%.

2.- Menos becas.
Los otros dos focos en los que se concretan los esfuerzos de organizadores de la huelga son el aumento de las tasas universitarias, así como la reducción de las becas que contemplan los reales decretos planteados por el ministro Wert. Su conclusión es que estas dos medidas «perjudican al sector más débil de la sociedad y se genera una Universidad más de élite y menos popular».

LA REALIDAD
Ayudas al esfuerzo. Lo cierto es que las becas no descienden, de hecho permanecen intactas, destinándose 1.235 millones de euros para becas generales. Además, los umbrales económicos no se modifican, sólo se pide un esfuerzo académico para buscar la excelencia en los estudiantes. Sobre las tasas, la posibilidad de aumentarlas corre del lado de las autonomías, a las que se les da la oportunidad de subirlas un 10%.

 

Movilización en red
LOS PANFLETOS

En los documentos, se agita a los estudiantes utilizando la portada de LA RAZÓN con los líderes estudiantiles, acusando a este diario de «desprestigiar la movilización»
EL TWITTER
Ayer se sucedieron los tuits en favor de la protesta con hashtag como #22M o #SOSEducación. Ninguno de ellos fue trending toppic
EL CARTEL
Un lápiz acompaña al puño en alto en las imágenes para convocar a los alumnos

PROFESOR HUELGUISTA, Y SUS ALUMNOS CON EXÁMENES
El líder socialistaTomás Gómez hará hoy huelga como profesor de la Carlos III, a pesar de que sus alumnos tienen examen. Según señaló, como la prueba depende del departamento al que pertenece, la harán a pesar de que él esté ausente.