«Indignados» y sindicatos se echan a la calle

Un revés más para Rubalcaba. El colectivo 15-M, que el candidato socialista pretende acaparar para los próximos comicios, prepara concentraciones para mañana y pasado mañana con el objetivo de protestar contra la reforma constitucional. Ademas de los «indignados, los sindicatos, IU y el SUP (Sindicato Unificado de Policía) se unirán a estas movilizaciones.

 
 

Después de que el Gobierno anunciara reformar la Constitución, sin realizar referéndum alguno, para establecer un techo de déficit los sindicatos de CC.OO. y UGT se reunieron ayer lunes para coordinar movilizaciones en contra de esta medida. Por ello, convocaron una manifestación en Madrid para el próximo seis de septiembre, víspera de la fecha prevista para el debate de la norma en el Senado.

El objetivo es conseguir que los partidos se opongan a la reforma y, en caso de que se apruebe, que se convoque un referéndum para que la ciudadanía pueda dar su opinión. Además, los sindicatos como las organizaciones se comprometieron a apoyar cualquier movilización convocada con estos mismos fines y también apostaron por campañas de recogida electrónica de firmas contra la reforma y para pedir un referéndum. Los asistentes a la reunión consensuaron un documento en el que expresaron su preocupación ante una «decisión muy grave» de PSOE y PP, que pone en riesgo el tejido social español y que,a la vez, se ha planteado de una forma «inaceptable» y con «nocturnidad y alevosía».

Los indignados por su parte han previsto manifestarse hoy mismo junto al congreso, coincidiendo con la celebración del primer debate de la proposición de ley. IU por su parte apoyará estas movilizaciones porque piensa que se está cometiendo «el mayor atentado contra el estado de bienestar de los últimos tiempo». En cuanto al SUP, también manifestó su apoyo aunque matizó que acudirán sin ningún distintivo debido a la «situación actual que atraviesa la policía», según su comunicado.