El Espacio Atapuerca se abre al mundo con el Museo de la Evolución Humana

Es el resultado de más de once años de perseverancia y grandes esfuerzos. Pero el sueño se ha cumplido. El Museo de la Evolución Humana (MEH) ha abierto sus puertas, y lo ha hecho con el respaldo de Doña Sofía.

La Reina creyó en Atapuerca como algo que ha cambiado para siempre la Historia de la Humanidad. «Me siento parte del equipo», apuntaba a los codirectores Doña Sofía, mientras visitaba la recreación de los yacimientos, además de restos como el cráneo número 5, conocido como «Miguelón», y los cientos de fósiles de la exposición permanente.El nuevo espacio, luminoso y diáfano, da, sobre todo, un especial protagonismo a la naturaleza. De hecho, la Colina y la topografía artificial que se han creado a las puertas del centro recrean la Sierra de Atapuerca; el entorno de los yacimientos. Es el primer espacio dedicado a la explicación y al estudio de la evolución humana. Un proyecto calificado por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, como «un éxito de y para todos» los burgaleses. En este sentido, destacó que los yacimientos, las investigaciones, los centros de recepción de visitantes y los de conocimiento y divulgación conforman una red de recursos y actividades interconectadas en torno a Atapuerca.Los burgaleses están orgullosos de este espacio, cuyo objetivo, además de la conservación cuidadosa de obras ejemplares de la naturaleza, del Arte, de la Historia y de la Ciencia, es conocer mejor nuestras raíces y avanzar en el conocimiento del ser humano, con su estudio y proyectar estos saberes a cuantos aquí acudan.Sueño cumplidoPor su parte, los codirectores de los yacimientos, Eudald Carbonell, José María Bermúdez y Juan Luis Arsuaga, aseguran haber «cumplido un sueño», si bien quien más emocionado se mostró fue Emiliano Aguirre, «padre fundador», encargado de responder a dudas planteadas durante el recorrido por la Reina Sofía que repetía sin cesar «estoy inmensamente contento». Por su parte, el arquitecto encargado del proyecto, Juan Navarro Baldeweg, destacaba que el MEH está basado en la misma filosofía que la réplica de las cuevas de Altamira, que él realizó, y que gira en torno a la arquitectura y la naturaleza.A la apertura del Museo asistieron numerosas autoridades, entre ellas el delegado del Gobierno, Miguel Alejo; el presidente de las Cortes, José Manuel Fernández Santiago; la consejera de Cultura, María José Salgueiro; y el alcalde burgalés Juan Carlos Aparicio.