Macrooperación policial contra la cantera de ETA

La Policía Nacional ha desarrollado esta madrugada una operación en el País Vasco y Navarra que ha permitido finalmente la detención de 13 personas, presuntamente integradas en la dirección de SEGI, la organización juvenil clandestina de ETA y considerada la cantera de la banda terrorista.

La operación ha sido desarrollada por funcionarios de las Brigadas de Información de Bilbao, San Sebastián, Vitoria y Pamplona, coordinados por la Comisaría General de Información y bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción Números Tres y la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

En Vizcaya, los detenidos son Imanol Beristain Gutiérrez, de 27 años, (en Barrika); Rubén Villa Esnaola, de 22 años,(en Sestao). En Bilbaro fueron detenidos Xabier Vidaurre Sanz, de 20 años, Xabat Moran Ruiz, de 24 años e Ikoitz Arrese Otegui, de 23 años.

Por su parte, en Guipúzcoa fue detenido Beñat Lizeaga Urkidi, de 21 años, en la localidad de Zumaia. En Alava, concretamente en Vitoria fueron detenidos Marina Sagastizabal Emilio Yus, de 21 años, e Igarki Robles Martinez Del Campo, de 22 años.

En Navarra fueron arrestadas otras cinco personas. En Ansoain Ander Maeztu Arteaga, de 24 años; Imanol Salinas Ijurco, de 29 años, en Olazti. En Pamplona fueron detenidos Egoi Irisarri Alzueta, de 24 años e Ibon Esteban Scaloni, de 20 años, en Pamplona. Finalmente, en Burlada fue arrestado Xabier Arina Echarte, de 26 años.

Tras las detenciones, se están llevando a cabo registros domiciliarios y de distintos locales, en los que se está interviniendo documentación y soportes de almacenamiento informático. La operación sigue abierta y, en las próximas horas, los detenidos serán trasladados a Madrid.

Las detenciones se han producido a partir de las tres de la madrugada en los tres territorios vascos -Alava, Vizcaya y Guipúzcoa- y en Navarra. También se ha producido una detención en Barcelona, de una alavesa que estudiaba allí. Además, han comenzado ya numerosos registros domiciliarios y de lonjas.

Se trata de la segunda gran operación en un año contra Segi, ya que en noviembre del 2009 la Policía Nacional detuvo a 35 jóvenes de esta organización.

A los ahora detenidos se les acusa de intentar recomponer Segi, además de vincular a algunos de ellos con actos de violencia callejera ocurridos en Alava.

Estos ataques, como la quema de numerosos contenedores, han rebrotado este verano en todo en País Vasco. El último acto de violencia callejera se produjo este pasado miércoles, cuando un encapuchado lanzó un cóctel-molotov contra un cajero automático en Rentería (Guipúzcoa).

La operación de hoy, como la de noviembre pasado, está dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.

En el auto de aquella operación de noviembre del 2009, Grande-Marlaska consideraba que Segi no era más que "un tentáculo de ETA"y una "auténtica academia terrorista"para la continuación de la lucha armada.

En el 2009 huyeron varias de las personas que se buscaba detener, incluidos cuatro cabecillas que luego fueron arrestados en mayo de este año en el sur de Francia. Entonces, la policía aseguró que estos huidos estaban a la espera de integrarse en ETA y ya se les había incluido entre los terroristas más buscados.


DECENAS DE REGISTROS


La operación está dirigida por el juez Central de Instrucción número Tres de la Audiencia Nacional, Fernando Grande Marlaska, y en el marco de las diligencias se esperan decenas de registros que puedan aportar extensa documentación sobre la organización, sus fines
y estructuras.


Agentes de la Policía Nacional han iniciado esta madrugada registros en dos domicilios en las localidades vizcaínas de Galdakano y Portugalete en el marco de la operación desplegada contra Segi, la cantera de ETA, informaron a Europa Press testigos presenciales.


En concreto, en el domicilio registrado en Galdacano, en el número 8 de la calle Zalbinea, los agentes entraron en presencia de uno de los cerca de veinte detenidos en el macroperativo, el segundo gran golpe al frente juvenil de ETA en menos de un año. En torno a las 4.45 horas la Policía abandonaba el lugar con varias cajas de documentación. A la salida, varios simpatizantes del arrestado profirieron gritos de apoyo.


Por su parte, desde las 3.30 horas la Policía iniciaba otro registro en el número 1 de la calle Poeta Larrañaga de Portugalete (Vizcaya), donde se ha producido otra de las detenciones.

Estos registros no se van a limitar tan sólo a los domicilios de los arrestados, sino que el magistrado también ha firmado órdenes de entrada y registro en lonjas, bajeras, gaztexes y otros lugares habituales de reunión de los miembros de Segi.